18 ago. 2009

Crónicas viajeras: Angostura (viaje de mi mamá).

¡Muahahahahahaha! Hace mucho que no me pasaba por estos lares. ¡Naufragué!¡Naufragué! (*No me hagan caso, mi hermana adoptiva me drogó con algo procedente de Colombia – juro que esto no es un juego de palabras, ni broma, pura verdad xD-*)

Ella me preguntó “Kari ¿que has hecho en estos dos meses?”. Bueno, en esencia no he hecho NADA por la vida. Nada productivo. En Escuinapa me dediqué a hacer los quehaceres del hogar dado que mi santa madre no tuvo vacaciones y cuando las tuvo se nos fue de gira viaje para el norte del país; abandonó la ciudad y a sus indefensos hijos para irse por cuatro días al campo.

NO.NO.NO. Aunque no me crean por aquellos lares no llega la señal de Movistar, puro Telcel y Telmex. Mi tío Carlos Slim daba altos salto de felicidad.

Mi santa madre trajo fotografías de las bellezas indiscutibles de por allá (le tomaron foto a TODO, menos a los seres humanos, lo juro. Nada de fotos de mis sobrinitos, ni primos, ni tíos; así que a mi no me consta que sigan vivos).

Pajarito y su novia. Los tienen amarrados por el cuello a los dos ya que el calenturiento de Pajarito se cruza el corral cuando huele el aroma que lo motiva a ser papá. EL.ES.PURO.AMOR. (literalmente). Se llama Pajarito en homenaje a aquel famoso toro que les dio su merecido provocó pánico en la Plaza de Toros México después de saltar seis metros hacía las graderías.
----------------------------------------------------
Esto sí es leche pura-pura-pura .... y tampoco me gusta -_-.
------------------------------------------------------
Ella llora por que no vé un futuro prometedor en el campo. La vida es muy dura por aquellos lados.
----------------------------------------------------
Él piensa que el palo es su mamá. Su mamá es la señora vaca de arriba. La que llora.
---------------------------------------------------
Puro Springbreaker.

Mientras mi madre se divertía de lo lindo en el norte del estado yo y mi hermano llorábamos su ausencia. Estábamos tan deprimidos que hicimos dos pijamadas, ordenamos pizza, comimos tortas, chocolate y helado Napolitano hasta estar hartos llenos y le devolvimos el verdadero significado a la frase “El lado Coca-Cola de la vida”. ¿Cual crisis? Lo que me recuerda que los dueños de la tienda que está enseguida de mi casa ahora son la familia más rica de Escuinapa. Futura potencia mundial. Y todo por nuestra bondad.

Nos vimos Excel Saga y mi hermano se enamoró de ese anime, ademas de echarnos los 7 Pecados Capitales que trasmitieron por The History Channel.

La semana pasada mi hermano se vino conmigo a Culiacán por que él creía que sería la mar de entretenido por aquí. No sé si esperaba ver una balanceara o algo así. En cualquier caso no vio nada. Pero lo peor ocurrió el primer día a la hora de bajarnos del autobús con 25 maletas. En realidad bajamos con 24. Sip. Una se quedó en el mendigo autobús. Y en esa maletita iba TODA la ropa de mi hermano, literalmente. No. Hubiera visto, querido lector. La gente, el que dirán, lo asocial y la pena me la pasé por el arco del triunfo y corrí más que aquella vez que un perro intento matarme cuando tenía 8 años ('-' es verdad). No alcancé el camión, así que me subí al autobús de la misma ruta y que en un momento dado se tienen que encontrar en el camino. Estaba tan distraída que salí de casa sólo con 10 pesos. Me subí al autobús y me quedaron 4 pesos. Es decir, podía llevarme a encontrar mi maleta pero ya no tenia dinero para regresar.

El mentado camión me dejó donde terminaba su parada, que era allá por donde Cristo perdió sus sandalias. En otro estado, otro país, en la cima del mundo. “I'm the queen of the world”. Hasta veía la curvatura de la tierra. Que Google Earth ni que nada. Hacía frió por allá. Arriba, muy arriba de un cerro. El señor conductor (muy amable por cierto) me dejó allí y me dijo que esperara al siguiente autobús y que ese sería el que traería mi maleta (¬_¬ si es que no se la habían robado). Y allí me quedé unos 30 minutos viendo como la vida me pasaba de frente y buscando en la tierra dinero para poder regresar a casa. ¡Encontré 20 centavos! Aun los tengo conmigo.

Llegó el señor del autobús y me entregó mi maleta (muy amable también) y allí me dejó. No me podía llevar a mi santa casa por que su turno ya había terminado así que me quedé sola como virote otra vez.

Finalmente un señor taxista mas viejito que mis dos abuelos juntos se decidió a llevarme a casa. Me cobró 30-40-50 pesos. Es decir, cuando me subí a el taxi me dijo que serían 30. Cuando íbamos a mitad del camino dijo que serían 40 y ya cuando llegamos a casa me dijo: “Son 50 pesos jovencita”. WTF. Pero no me importa, yo sólo quería llegar a mi casita.

Como ven, mi vida es la mar de divertida y parecer que cuando me divierto olvido pasar por aquí para reportar que sigo viva.

Por cierto...

¡FELIZ DÍA A TODOS LOS VETERINARIOS DEL MUNDO!

Sin ustedes el mundo sería más triste xD. Felicidades a Armando, el veterinario de mis chuchos.

Por cierto, gracias a Ramón (del post anterior) juró que no sé quien sea pero me encantaría más información. No somos muchos los de Escuinapa que nos pasamos por el ciberespacio...xD.

6 comentarios:

  1. Welcome back, bonitas vacas k teneis ahi ^^ Y buena anecdota la del bus, si sus paredes pudieran hablar contarían esa y muchas más divertidas seguramente ^^.

    ResponderEliminar
  2. Ufff!!!

    Ya hacían falta tus aventuras por estos rumbos. Yo siempre he querido subirme a algún autobus y que me deje hasta la última parada, pero me da miedo vivir lo que tú.

    Saludos y Bienvenida de regreso al ciberspacio!

    ResponderEliminar
  3. orale, si q te afectaron los dulcecitos colombianos, nada mas para ti, XD andas bien loca sister, q miedo me das.

    ResponderEliminar
  4. Kari, soy un anciano de 42 años. Te di mucha información en la anterior entrega. Dicen que soy periodista. Yo aun no lo creo. Fui condiscípulo de tu tío Víctor y de tu tío Kiki. La flori, tu mami, me conoce bien. Tu papi, El famoso Mon, lo más parecido a Superman, también.
    Por cierto acabo de jugar pin pon, quiero aclararte que allí aprendí a hacerlo en la casa de tu abuelita rosita. Cuando tenía yo 15 años y frecuentaba la casa de tu abuela por la Leyva, bueno, tus dos abuelas viven por la Gabriel Leyva, es más sus casas están pegadas.
    Me da mucho gusto que tu y tu hermanas sean tan inteligentes y no sólo esos, son muy buenas para escribir, me entretienen.
    Creí que eras tu hermana en la anterior. Porque la primera vez que puse un post, fue cuando tu hermana puso cien cosas que la definían.
    Lo que pasa es que siempre busco en google, todo lo que tenga que ver con Escuinapa. Si allí apareces tú, que bueno, si aparece tu hermana, qué bien. Créeme que yo sí te conozco y de alguna manera significaste que podíamos ser tíos. Tu tío Víctor fue el primero de nosotros en convertirse en tío, y te veíamos como “la carito”, nuestra sobrina, por cierto así se llama mi hija.
    Bien, qué bueno que de alguna manera comentaste algo en el post. También lo hice con tu hermana que no sé de bien a bien su nombre, Linda creo que se llama. Sin embargo d eella, dada su coherencia no esperaba nada, es muy tímida. Por cierto ¿Qué te daría procedente de Colombia? Shakira, Guácalas, Juanes, pasa.
    Bueno, creo que debo ya de mandar el post, ponerlo en el universo. Un saludo. Si veo al mon o a la floris, sin lugar a dudas les platicaré que las conozco, aunque sea un poquito.
    ¡Salud y libertad!
    Ramón Eduardo Guevara
    (para que le preguntes a tus padres sobre mi, digo si te interesa ¿ok?)

    ResponderEliminar
  5. Me rei tanto con tu post Linda!


    Pero fue divertidisimo...al menos para mi ><

    Suele ser asi, la vida en el norte. Sin agua, sin pasto, con vacas y leche! jajaja


    Saludos y cuidate

    ResponderEliminar
  6. ¡Señor!Ayer hablé con mi mamá y ya me dijo quien era usted :). En realidad no lo recuerdo pero ella si se acuerda muy bien de usted y que de vez en cuando lo ve allá en Escuinapa.

    Me preguntó que si no me acordaba yo de usted pero le dije que no :D creo que era muy pequeña cuando yo seguía a mi tío para todos lados. Sólo recuerdo que veíamos McGyver en la casa de mis abuelos y que a mí me encantaba.

    ¡¡¡Un saludo y gracias por pasar a dejar mensajes!!!

    ResponderEliminar

¡Gracias por dejar tu comentario! :)