14/4/2014

Sigo sin saber de qué va todo esto. :D

Mientras tanto, en el cielo de mi patio. 
En febrero noté algo curioso que raramente me había sucedido antes desde que tengo este blog: tenía suficiente material guardado en la sección de borradores como para publicar poco más de un post a la semana durante un mes. Aproveché el momento para editar escritos que tenía almacenados desde hace meses, responder algo del Reto de 30 Días, uno que otro meme desperdigado por ahí, acomodarlos, darles orden y ponerle una fecha específica para que fueran publicados automáticamente. De esa manera me pasé más de un mes de vacaciones bloggeriles y sin poner un píe en la arena de esta orilla... peeeero, el break ha terminado. Esta mañana me he dado cuenta que abril está en plan suicida moribundo y yo sencillamente no he dado señales de vida por aquí en todo este tiempo, así que traigo un resumen de lo que he hecho estos días (en realidad sólo he procrastinados con amor y los próximos post únicamente hablaré de un documental, un programa de televisión y una saga de libros, que fácilmente comprimen todo mi tiempo perdido y no me arrepiento de ello).

Antes que nada creo que vale la pena dejar constancia que entre febrero y marzo he desmantelado mi habitación hasta dejar únicamente lo necesario y aquello que es difícil de guardar. Por las ventanas se cuela el polvo de una de las calles más transitadas de la ciudad y nadie creería la cantidad absurda de tierra que hay al finalizar el día. Y todo esto sucede mientras las ventanas están cerradas, si las abriera y dejara que las motas de polvo se pasearan como Pedro por su casa aquí habría tormentas de arena y cosas más perversas retenidas en los muebles. Una de las cosas que más me ha dolido guardar ha sido mi colección pequeñita de los rompecabezas 3D de la compañía china Cubic Fun. Adoro armar puzzles, y estas joyitas económicas y hermosas, que compré cuando vivíamos en otro departamento (donde el polvo era un mal chiste y un mito), abarcaban un mueble entero de tres niveles de los que emergían grandes y esplendorosos el Capitolio de los Estados Unidos, la Catedral de San Patricio de Nueva York y la Basílica de San Pedro en la Ciudad del Vaticano. Me ha dolido hasta el alma, porque cosas así merecen ser exhibidas y presumidas por todo lo alto, pero sencillamente jodía verlas rebosar de tierra y era una misión maratónica mantenerlas limpias, así que preferí guardarlas en sus respectivas cajas hasta mejores tiempos (cuando construya una cúpula al redero de mi casa, obviamente xD).

Sin ir más lejos, se me contraen las entrañas sólo de ver lo polvoso y cenizo que ha quedado El Astrónomo un año después de la mudanza. Aquel rompecabezas que me regaló mi tía hace mucho tiempo colgó de la pared de mi antigua habitación y brilló con pintura fluorescente cada vez que una mota de luz rebotó en su cristal. Me dormía viéndolo. El brillo que alguna vez tuvo a la luz del día se esfumó hace muchos soles. Si no fuera por aquel post en el que hablé de su existencia probablemente hubiera olvidado ya la amalgama vistosa que alguna vez albergó. La versión 3D del Titanic ha sido la excepción, al ser largo y no tan ancho he podido colarlo en el librero de la sala, junto al resto de mis libros que, dicho sea de paso, venía con cristal incluido (me refiero al librero, no al barco).

Sí, ya lo sé, este es un problema del Primer Mundo y debería sentir vergüenza de andar por la vida quejándome de absurdeces como estas. :D

Umi y Maru se enfermaron, en ese orden. Primero ella y luego él. Nuestra perrita de 11 años jamás se había enfermado en la vida, así que me resigné a que tal vez se iría a tocar el arpa con los ángeles antes de los 12 (soy la mar de pesimista, ¿ok?). Pero no, Umi está vivita y coleando. Mientras escribo esto está comiendo un palito de carnaza después del baño que recibió esta mañana, y se le ve feliz y sana. No sé cuánto tiempo durará así; no quiero ser egoísta, ha vivido más de lo que cualquier perro ha soportado conmigo y se lo agradezco profundamente. Ha cumplido su misión de compañía fielmente durante más de una década. Para ella no quiero ni una pizca de dolor, ni centímetro de sufrimiento. Mientras sea feliz, mueva su rabo alegre y pueda comer y caminar la mantendré a mi lado, cuando ya no pueda hacer eso sabré que es hora de decirle adiós y estoy en paz con eso, jamás le exigiría más de lo me podría dar. Cuando le llegue el turno de partir, me encargaré que no sufra. No se merece eso. Por lo pronto, que haya mil días de luz y alegría para Umi, y un platito de comida frente a ella cada tantas horas. :)

Maru probablemente enfermó de lo mismo que su mamá perrita, alguna infección en el estómago or something like that y recibieron el mismo tratamiento con un par de días de diferencia, pero él tuvo una recaída días después y siguió malito, probablemente de otra cosa. Su estado fue delicado pero el muy bestia se recuperó una semana después y ya está dando lata como siempre. Y he quedado embargada y endeuda con los países ricos por las próximas décadas.

Prometo que algún día verteré mi opinión respecto a Breaking Bad (obra maestra, eso sí) y recibirá el homenaje que se merece de mi parte, porque la he adorado a rabiar y porque tengo la firme convicción de volver a visualizarla antes de que termine este año. Ahora no, porque toda mi inspiración ha sido exprimida hasta la última gota por culpa de los post que hablarán de Cosmos y Tormenta de Espadas (CDHYF III). Breaking Bad es una serie que vale en oro cada episodio de sus temporadas y se posiciona por sí sola como una de mis cinco series de televisión favoritas ever así que: All Hail the King! Para opiniones extraordinarias sobre ella me quedo con ésta y ésta otra.

Algún día también les hablaré de D’Artagnan, el mosqueterito perruno que custodia las puertas de un falso castillo sinaloense desde hace cuatro meses. :)

No he visto Castle ni The Mentalist desde diciembre del año pasado. La culpa la tiene Sherlock (what?!) que me agotó todas las ganas de ver cualquier serie de televisión cuando estrenó su tercera temporada. El asunto se alivianó un poco el día que me decidí ver Breaking Bad y Game of Thrones pero no he regresado con Castle y The Mentalist, ni tampoco he visto la season finale de Sleepy Hollow, ni la segunda temporada de Hannibal. Ahora esperaré que clausuren sus respectivas temporadas y así evito hacer la espera semanal con sus interminables breaks. :)

Los próximos post (en los que hablaré de Cosmos y Tormenta de Espadas) lo publicaré en los días siguientes. De hecho tenía pensado que se publicaran en esta misma entrada pero, separando la publicación del documental y la de la serie, me he dado cuenta que esta última llevo más de 8 páginas a cuestas y sólo he hablado de cuatro de los diez protagonistas que muestran su POV en el libro y no asimilo mi atrevimiento... Básicamente lo que escribiré será un ensayo, así que sobre aviso no hay engaño, ¿eh?

No esperen demasiada coherencia en esto; no la tiene. Estoy medio drogada y cansada como para estar consciente de lo que estoy escribiendo. Amén.

6/3/2014

Día 17 — Una obra de arte (pintura/dibujo/escultura/etc)


Probablemente escogería La noche estrellada, de Vincent Van Gogh. Si me lo hubieran preguntado hace varios años elegiría el Guernica de Pablo Picasso. No sólo la hubiera escogido como obra favorita sino que además desearía tenerla enmarcada y colgada en mi habitación, aun a pesar del torrente de emociones que implica mirarla. Mi objetivo era jamás olvidar el horror de la guerra, y no les miento cuando les digo que ese cuadro en particular siempre me impactó. Desde que lo vi por primera vez cuando era muy niña, en un libro sobre arte que descansaba en el librero de la casa de mi abuela, una herencia no especificada que nos dejó mi tío abuelo Mario cuando falleció, donde también aparecían varias obras de Van Gogh, entre ellas ésta que elegí.

El Guernica de Picasso impacta de golpe por su crudeza, aun cuando no conoces la historia del bombardeo que sufrió esa ciudad 1937. Dos de las secciones que más me afectaban era la del caballo gritando y la de la madre sosteniendo entre sus brazos a su hijo asesinado. Pero el artista fue bastante específico en vida respecto a la obra y cuando lo supe abandoné toda intención de conseguir una réplica para colgarla en la pared: No, la pintura no está hecha para decorar las habitaciones. Es un instrumento de guerra ofensivo y defensivo contra el enemigo. Y cuán efectiva ha resultado; no hay que olvidar que en el 2003, cuando George W. Bush ingresó a la ONU para defender su necesidad de invadir Irak la réplica del Guernica tuvo que ser cubierta por un fondo azul para evitar el bochornoso sentimiento de defender una causa injusta.


Pero mientras el Guernica de Picasso no es una obra tan personal, sino que se mueve al compás de un sentimiento y una aberración a la guerra casi universal, reconocida y aclamada apenas al ser expuesta al público, La noche estrellada de Van Gogh adquiere matices más íntimos y privados debido a que nunca se reconoció su talento en vida. Nadie veía lo que él veía. Los cuadros de él reflejan la vida atormentada de un artista nunca valorado y quizá esa es la razón de elegirla como favorita. Una pintura tan mágica y vistosa retratando las noches de Saint-Rémy-de-Provence no tendría problema alguno en colgar de la pared de mi habitación, brillando día y noche por cada vez que alguien ignoró su talento mientras él vivía.

Hay un episodio de la serie británica Doctor Who en el que se redime al personaje, o más bien se le trae al presente para que sepa que todo su trabajo sería apreciado en años posteriores a su muerte. La trama transcurre mayoritariamente en la época del pintor y está repleta de fantasía más que de realidad, pero en la recta final nos encontramos en la actualidad con el Doctor (un Señor del Tiempo), su acompañante Amy Pond y el propio Van Gogh, recorriendo una galería del Musée d'Orsay en París —que tiene una exposición de sus obras— mientras diversos visitantes contemplan los cuadros con atención y admiración. Y el pintor no se la creé.

Hay un momento en esta escena *casi* final en la que el Doctor llama al conservador del museo para preguntarle qué posición ocupa Van Gogh en la historia del arte, y éste se desvive describiendo su grandeza:

“Para mí, Van Gogh es el mejor pintor de todos los tiempos. El más popular, el más querido. ¡Con ese magnífico dominio del color! Transformó el dolor de su atormentada vida en una extasiada belleza. El dolor es fácil de retratar, pero usar la pasión y el dolor para retratar el éxtasis, la alegría y la grandeza de nuestro mundo nadie lo había hecho nunca; y pueda que nadie lo haga jamás. Para mí, ese hombre extraño y salvaje que vagaba por los campos de Provenza no solo fue uno de los artistas más grandes del mundo, sino también uno de los más extraordinarios seres humanos que han existido jamás.”

Todo esto sin que el conservador sepa que Van Gogh está justo a su lado, llorando por las palabras dichas; por el reconocimiento jamás dado en vida. Es quizá uno de los episodios más preciosos de la serie y cualquiera que haya estudiado —incluso superficialmente— la vida y obra de este artista difícilmente puede mantenerse estoico ante esta escena. Eso o yo soy una sentimental empedernida. Porque, vamos, muy en el fondo la mayoría de nosotros desearíamos regresar al pasado traer a este hombre al presente y decirle que algún día se levantarían edificios, escuelas, calles, avenidas y estatuas con su nombre enmarcado en ellas; y que sus pinturas se replicarían y venderían por millones convirtiéndose en el pilar del posimpresionismo, enseñando a observar la belleza de nuestro entorno donde otros sólo impregnan rutina y normalidad.

Me quedo a tus pies, Van Gogh, enseñándome a mirar las noches estrelladas desde pequeña. :)  

1/3/2014

Día 16 — Una canción que te hace llorar (o casi llorar)

Amigo Félix de Enrique y Ana. Esta fue una de las primeras canciones que nos enseñaron en el kínder, y había una razón particular para ello: eran mencionados diversos animales. La maestra solía señalar un pictograma magnético pegado al pizarrón cada vez que uno de ellos era nombrado mientras entonábamos la canción. Era la forma que ella utilizaba para que relacionáramos un sonido con una imagen y una palabra (debajo de cada figura aparecía el nombre del animal en cuestión). Lo tengo demasiado presente porque fue probablemente una de las primeras veces en las que no tuve reparo en corregir a un maestro. Había un pictograma con un oso polar y un osito pequeño, de tal forma que cuando la última parte del estribillo llegaba (“… quiero ir contigo a jugar un ratito con el osito de la Osa Mayor”) la maestra lo señalaba. Le dije a ella que la Osa Mayor no era un animal sino una constelación, un conjunto de estrellas que podíamos ver todas las noches y que, además, no tenía forma de oso. La maestra entonces me habló del sentido figurado y del sentido literal, no con ese lenguaje ni con esas terminaciones, pero más o menos me explicó de forma básica lo que yo necesitaba saber. Mi siguiente pregunta ya no tuvo nada qué ver con las constelaciones ni con animales sino con otra incógnita que mis compañeros y yo teníamos desde hace días y no nos atrevíamos a preguntar porque a esa edad hablar de la muerte es un tabú muy grande: ¿Quién es Félix? Los otros niños apostaban a que Félix, era Felix el gato, ese minino negro con blanco que se remontaba a la época del cine mudo. Yo les decía que no podía ser así porque el hecho de ser un dibujo animado le daba la inmortalidad que otro ser no podía tener. Lo que sí estaba bastante seguro era que Félix debía ser un animal (¿o por qué otro motivo los demás animales dirían que esa mañana estaba más triste el sol?), la maestra sólo nos dijo que Félix era un amigo de los animales que se había ido al cielo, y con eso zanjó un tema que seguiría siendo tabú.

Dos o tres años después de aquellos pictogramas y aquella canción me encontré hojeando por casualidad una vieja edición de Selecciones de Reader's Digest, una década más añeja de lo que yo era. Una revista pequeña carcomida por el polvo y el tiempo, era de los años 80’s. De repente me topé con un artículo donde aparecía aquella imagen de un hombre abrazando a un lobo. Y luego abrazando a un lince. Y luego a un águila. A una nutria. A un halcón. A un búho. A un cuervo. A un delfín. A un osezno. Su nombre era Félix Rodríguez de la Fuente, el amigo de los animales, fallecido en un accidente aéreo en las montañas de Alaska un par de años atrás. Era aniversario de su muerte. No armé el rompecabezas en mi cabeza hasta llegar al final, al último párrafo, donde mencionaban que el dúo español Enrique y Ana le habían dedicado una canción llamada Amigo Félix, que se convirtió en todo un clásico de la música infantil… Y no me lo podía creer, Félix había existido y no era un dibujo animado, ni otro animal cualquiera, era una persona de carne y hueso que había dedicado su vida a decirle a otros qué tan preciada es la existencia de esos seres que nos rodean en la naturaleza. Aun recuerdo haber cerrado la revista, irme a mi habitación, tirarme en la cama boca abajo y llorar. Llorar mucho por una persona a la que jamás conocí. Cuánto habría deseado que la Osa Mayor no fuera una constelación, sino un animal de verdad y que le permitiera a él, a Félix, jugar un ratito con su osito en las noches más estrelladas de mi ciudad. Quizás entonces, al día siguiente, no se sentiría tan triste el sol.  

26/2/2014

MEME TIME: La culpa es de Biak Songkey y esto debería estar en Tumblr

RULES:
1. Always post the rules.
2. Answer the questions of the person who tagged you and write 11 new ones. (¡YO VOY A RESPONDER TODAS MENOS LAS MÍAS PORQUE ESTOY ABURRIDA, OK! xD)
3. Tag 11 people and link them.
4. Let them know that they are tagged.

1. Si tuvieras que irte a una isla desierta y solo pudieras llevarte cinco cosas, ¿qué te llevarías? Una TARDIS y ya… Es broma xD. Un manual de supervivencia, agua potable (que no me voy a tragar la del mar, obviamente. Mi orina tampoco es una opción, ¿eh? Aun me queda dignidad), un botiquín básico, una navaja suiza (o ya de plano un cuchillo o un machete, depende de la pobreza de cada uno) y un aparato que detecte mi posicionamiento global para que alguien pueda encontrarme. :D

2. Tu fandom del momento. Sherlock, sin lugar a dudas. Pero estoy intentando dejarlo porque me provoca insomnio y me hace daño. #DramaQueen

3. Serie (live action, comic, anime, manga, lo que sea) que estás obsesionada en estos momentos. Sinceramente no soy de las que se obsesiona con algo pero… Sherlock.

4. ¿Qué preferís: invierno o verano? INVIERNO FOREVER. Si alguien opina lo contrario le invito un cálido verano a las paradisiacas calles de mi ciudad para que cambie de opinión.

5. Deporte favorito. Cuando leer sea un deporte responderé con más decencia esta pregunta, ¿eh? xD

6. ¿Cuándo descubriste la existencia del fandom? ¿El significado? Probablemente con Fullmetal Alchemist.

7. ¿Cómo fue el primer fic que leíste? Un fanfiction que escribió mi papá sobre The X-Files, en el que los agentes Mulder y Scully venían a mi ciudad a resolver un caso. ERA UNA JOYA xD. Mi papá no veía esa serie pero mi hermana de 13 años y yo de 10, la adorábamos y lo hizo por nosotras. Era un fic crack y divertido hasta decir basta.

8. Tu primer fandom. Pues ese, The X-Files. Mi hermana y yo pasábamos horas en los foros de canal FOX discutiendo con otros fans los últimos episodios de la serie. PFFF! De eso ya han pasado casi quince años.

9. ¿Tienes mascotas? Ay, síp :3. Una perrita de 11 años llamada Umi y un gatito de 2 años llamado Maru.

10. Nombra a tus cinco personajes favoritos. ¡¿SÓLO CINCO PERSONAJES?! ¡¿NO PUEDEN SER 10?! WTF! Ok, ahí van (sin orden de importancia).

Abbie Mills (Sleepy Hollow)
Riza Hawkeye (FMA)
Sherlock Holmes (BBC!Sherlock, bendito tú entre todas las mujeres)
Kate Beckett (Castle)
Inara Serra (Firefly)

11. ¿Alguna serie/libro/comic/anime/manga que estás interesado y que quieres ver/leer en el futuro? Mmmh, interesante. Sí, quiero ver un montón de cosas pero siento que el tiempo no me alcanza, lo cual me trastorna un poco. Me gustaría ver Breaking Bad porque al parecer es una serie que lo vale. Aún no he visto la segunda temporada de Game Of Thrones y eso que soy muy fan de los libros, no sé qué me pasa. Últimamente no leo mucho manga ni veo anime pero Silver Spoon (Gin No Saji) es un título que tengo bastante presente para ponerme al corriente en pocos días. Y podría continuar pero entonces todo esto quedaría muy largo y tal.

Las preguntas de biak-songkey :
1. Libro pendiente para leer: American Gods, de Neil Gaiman (de hecho, todos los libros de él).

2. Cinco cosas que te gustan de ti: Aquí pueden leer sobre ello. ;)

3. ¿Planes a corto, mediano o largo plazo? Seguir viviendo xD. En realidad, me gustaría estudiar Literatura o Historia… pero más Literatura.

4. Última afición descubierta: el Cubo de Rubik, en serio, una vez que lo entiendes es demasiado adictivo como para pasar desapercibido.

5. Película favorita: Aquí está la respuesta. :)

6. ¿Anime o manga? Supongo que depende del anime y depende del mangaka. Por ejemplo, prefiero el anime de Evangelion al manga, en el caso de Fullmetal Alchemist es justo lo contrario.

7. ¿Película o libro? Volvemos a la respuesta anterior. Prefieren los libros de Harry Potter a las películas pero me gusta más el largometraje Children of Men al libro P.D. James.

8. Personaje o ídolo a quien admiras. ¿Personaje de ficción o personaje real? Me quito el sobrero ante el perdón de Nelson Mandela, admiro muchísimo el ímpetu de Carl Sagan, etcétera.

9.  Último libro leído: El océano al final del camino de Neil Gaiman.

10. Personaje con el que te identificas: Estoy completamente pérdida con esta respuesta. Realmente no tengo la menor idea. xD

11. Grupo sanguíneo: Pfff, lo he olvidado completamente, ¿eh? Pero creo que es AB+… CREO.

MIS PREGUNTAS
1. ¿Lluvia o sol?
2. Si pudieras escoger un solo libro, ¿con cuál te quedarías?
3. ¿Cuál anime o manga te gustaría verlo en un digno LiveAction?
4. Si pudieras visitar un país con todos los gastos pagados por 15 días, ¿cuál escogerías?
5. Tren, barco, avión o auto, ¿con cuál te quedas?
6. El sueño más raro que has tenido.
7. Tu blog favorito
8. Si pudieras pasar un día entero con una persona a la que admiras, ¿Quién sería?
9. Té o café.
10. Televisión o Internet.
11. ¿Dónde te gustaría vivir? ¿En qué ciudad? 

Taggense solos y responda quien quiera. Yo no conozco a nadie. #FOREVERALONE :P

22/2/2014

Día 10 — Una foto tuya tomada hace 10 años (Y día 11)

¿Una foto mía del 2004? Para empezar vale aclarar que me fascina tomar fotografías pero detesto que me tomen fotografías. Sí, hay una cantidad inmensa de imágenes mías cuando era pequeña, pero llegó un tiempo —más o menos cuando tenía 8 ó 9 años— en el que empecé a aborrecer eso y desde entonces le pedí a mis padres que dejaran de fotografiarme. Desde aquella época hasta la actualidad existen muy pocas imágenes mías; no más de las necesarias, así que aprovechando eso de una vez también pondré el siguiente día del meme xD.

Ehm, sí, sí, la foto es del 2006 pero es lo que hay. Lo toman o lo dejan. :P

Día 11 — Una foto tuya tomada recientemente

¿Y esta es de hace dos o tres años? Pfff, no lo sé. >__<

21/2/2014

¡Cuánto te debo, mi querido Beakman!

Beakman (Paul Zaloom)
Si tuviera que elegir a un solo personaje que haya influenciado mi infancia, y a su modo, haya moldeado un poquito mi perspectiva de las cosas ese sería, sin lugar a dudas, Beakman, el científico loco interpretado por Paul Zaloom que acompañó nuestras tardes a mediado de los años 90’s.

El Mundo de Beakman (Beakman’s World, 1992-1997) fue un programa infantil de temática científica cuya sátira, comedia y desenfreno lo llevó a ser visto por más de 60 países. Aquí en México nos llegó gracias a Canal Once del Instituto Politécnico Nacional, y mi hermana Carolina y yo le seguimos la pista hasta que salió de la barra televisiva varios años después, sin embargo, el olvido nunca llegó para él. Aun hoy, después de casi 20 años, este personaje aun se cuela como una cálida nostalgia de nuestro pasado más temprano.

Beakman hacía la ciencia divertida y el método científico lo convertía en entretenimiento. Nos enseñó que jamás hay preguntas estúpidas, porque son precisamente las que aparentan serlo, las que tienen una explicación más extraordinaria. Su laboratorio era un almacén de cosas enmarañadas y repetidas al azar sin orden alguno. Era una fortaleza donde convergían el raciocinio y el estereotipo más antiguo: la eterna asistente que cambiaba entre temporada y temporada, la rata de laboratorio antropomorfa cuya inteligencia siempre era cuestionable. El tipo tenía estilo y carisma, que aunado a su formato televisivo, ayudó a construir un recoveco en nuestra memoria. Sabíamos de antemano que apenas aparecieran esos dos pingüinos quéjicos y curiosos frente a un viejo televisor en el Polo Sur la diversión estaba a punto de comenzar. Su laboratorio era un castillo a la ciencia, una zona de experimentación, una máquina del tiempo que veía pasar a personajes de antaño (interpretados por el propio Zaloom, la mayoría de las veces) para responder nuestras preguntas personalmente. Enclaustrados junto con él en aquel lugar psicodélico de luces artificiales que probablemente jamás había visto el sol, aprendimos a hacer ciencia. Experimentos perfectamente replicables en la cocina de nuestra propia casa y mil veces más divertidos que aquellos que aparecían en los libros de Ciencias Naturales.

Beakman le hablaba a la cámara y a los camarógrafos, te hablaba a ti en primera persona, convertía un programa televisivo en algo personal, y tú eras el protagonista. Su gesticulación excesiva, la variabilidad de acentos y personajes, extravagantes camisas, peinados locos, zapatos deportivos, un acido sentido del humor, más su inesperable bata verde, lo convirtieron en alguien, no sólo inolvidable, sino reconocido dos décadas después.

Nunca he sido alguien de ciencia. Es decir, nunca he querido ser científica, sin embargo, siempre me he apasionado por ese mundo, me fascina cuestionarlo todo, me encanta poder entenderlo; la divulgación científica siempre me ha parecido extraordinaria y los blogs científicos a los que suelo recurrir a diario son para mí una prioridad, como quien lee un periódico todas las mañanas. Y aun así, sin que mi profesión ni  mi visión haya estado dirigida directamente a la ciencia, tengo que reconocer que personajes ficticios como Beakman ayudaron innegablemente a forjar mi interés por ella. No sé entonces, qué podrían decir personas reales, niños de los años 90’s que veían maravillados la televisión y se juraban a sí mismos que cuando crecieran serían cómo él. Me pregunto si Paul Zaloom estará consiente de cuántas mentes despertó con su personaje, sobre todo en países como el mío, donde nunca tuvo competencia (hasta donde sé Bill Nye, the Science Guy nunca fue trasmitido en México), de cómo nos aferramos a él para buscar un refugio de raciocinio en medio de un caos televisivo que se basaba más en el entretenimiento que en la enseñanza. Dejando la nostalgia de lado, quiero creer que más de un científico hecho y derecho, con maestrías y doctorados a cuestas, se habrá sacudido el polvo de su impecable bata blanca y extendido su mano en agradeciendo al entrañable Paul, por demostrar que la ciencia siempre será divertida, aun en laboratorios pulcros, blancos y esterilizados, lejos de actores, ratas antropomorfas y asistentes desenfrenadas.

Un saludo abierto a Beakman, héroe de mi infancia. Espero que en estos momentos él México del pasado sepa apreciar tu presencia. :)

El océano al final del camino de Neil Gaiman

Es de Sarai pero yo se lo regalé...
 y después lo confisqué, ejem. :)
Hace casi un año me prometí a mí misma que ya no actualizaría mi pequeño blog El Rincón de los Libros sin Leer por diversas circunstancias, entre ellas el hecho de no tener mucho tiempo para leer y menos para actualizar el blog (cuando lo abrí yo era una desempleada y estudiante errante universitaria sin un rumbo fijo, después conseguí trabajo), y además, ya de por sí era demasiado complicado mantener un blog como para tener la constancia de actualizar otro. Pero quizá la razón más importante fue no tener palabras para expresar qué tanto me gustaba un libro o no. No me apetecía darle puntuaciones y poner en consideración únicamente mío algo que podría depender más del lector, como individuo; sobre todo porque considero que aun me falta mucha experiencia en este mundo. Soy una analfabeta literaria, me falta sumergirme en muchísimos clásicos y ampliar mi lectura a otros géneros (las novelas románticas me dan repelús, por ejemplo, y las juveniles también), así que decidí dejarle esa labor a aquellas personas que en verdad lo saben, no como críticos sino como simples lectores acérrimos. Eso sí, sigo muchos blogs y otros tantos canales en YouTube de gente que se desvive opinando sobre todo trabajo literario que le llegue a las manos y, mientras tanto, yo me aparto del camino y disfruto desde el otro lado de la pantalla. Lo considero mejor así.

Pero luego sucede lo que sucedió con esta novela de Neil Gaiman y me cuesta muchísimo quedarme callada. Pasaré olímpicamente de la historia, la sinopsis y la reseña (pueden leerla aquí), e incluso de la opinión misma. Lo cierto es que acabo de terminar la última página del libro y no tengo la menor idea de qué es lo que pondré aquí pero siento que tengo que hacerlo y no sabría muy bien explicar el por qué. No voy a puntuar este libro, no lo voy a catalogar de bueno, malo o excelente, pero a mí me ha parecido curioso, y lo digo desde el punto de vista de alguien que jamás ha leído un trabajo de Gaiman.

El Océano al Final del Camino me ha parecido un libro extrañamente personal, pero no estoy hablando del autor sino de mí misma. Dudo muchísimo que un niño pueda disfrutar (sufrir, recordar, soñar) este relato tanto como lo haría un adulto. Y tampoco estoy hablando de cualquier adulto, sino específicamente aquellos cuya infancia fue diferente al resto; parecida a la del protagonista, y por ello no significa que hayan crecido en una granja. El concepto va más allá.

Este personaje en cuestión, regresa al lugar donde vivió su primeros años para recordar un momento específico de su vida, cuando tenía 7 años. A partir de ahí, Gaiman juega con el lector entre momentos vívidos y recuerdos, pero inevitablemente la historia calará más en unos que otros, sobre todo en aquellos que, siendo pequeños, vivimos en el aislamiento voluntario, con un nulo círculo de amigos, una extroversión aplastante y echábamos a volar nuestra imaginación en la extensión de un patio con árboles o un libro con viejas historias. Llega un punto en la novela en la que la historia en sí pasa a segundo plano (más allá de la mitad) y los objetos y el paisaje te recuerda a algo ya vivido. A algo anclado en tu subcontinente que no puede salir. Resultar curioso y un tanto aterrador porque he leído muchísimos libros en mi vida y ninguno ha conseguido lo que este hizo: colarse como un viejo conocido entre mi memoria. Ni siquiera sé cómo ponerlo en palabras. Por ponerles un ejemplo chiquito: hasta este momento no entiendo por qué el libro me recuerda a la casa de mi abuela, más concretamente al inmenso patio que tenía. Y digo que no lo entiendo porque la historia transcurre en una granja y bueno, yo conozco la granja de mis tíos, y si pudiera imaginar un lugar para ubicar esta historia sería en un sitio así ¡no en la casa de mi abuela! xD ¿Ven a lo que me refiero? No sé, es una sensación bastante rara. El libro me ha fascinado, eso sí, pero no término de entender por qué tengo esta sensación de vacío en el estómago, como cuando sabes que has olvidado algo muy importante y tratas de recordarlo y no puedes.

PFFFF, iré a consultarlo con mi almohada y con los sueños. >_<

17/2/2014

Día 08 — Una foto que te haga sentir triste

No existe, y me gustaría que existiera porque entonces podría dejar a un lado la tristeza que me produce el hecho de saber que no existe. Entre todas las fotografías que se esconden en cajas de cartones y albúmenes apilados en la esquina de mi habitación no hay ninguna de mi tío Carlos Enrique “Kiki” y yo; y cuando me detengo a pensar en ello se da uno de eso extraños momentos en los que desearía regresar el tiempo y suplicarle a alguien con una cámara en mano una foto con él. Entonces, ahí sí, ya tendría una imagen que no sólo me hiciera sentir tristeza sino que también vertería en mí un abanico de emociones variables y acarrearía con un torrente de recuerdos que, por el momento, se encuentran escondidos en el limbo de mi memoria. 

No me gusta idealizar a las personas muertas. Una de las cosas que más detesto de la gente es esa necesidad casi intrínseca de santificar al que se fue, poniéndolo en un altar de purismo y perfección que resulta a todas luces enfermizo e hipócrita. Es esa misma necesidad que reprimimos porque muy en el fondo nos da vergüenza el no haberle apreciado mientras vivía, o peor aún, haberle tratado mal. Recuerdo a una señora en particular sentada en las primeras bancas durante el funeral de mi tío —Ay, era un ángel —decía mientras se lamentaba con falso dolor—. Siempre tan bueno, tan servicial y atento. Tan educado—. ¡PFFFF! No, mi tío Kiki no era bueno, ni servicial ni nada de lo que decía ella. Él sencillamente no era así; no más de lo que era estrictamente necesario.

Mi tío era probablemente una de las personas más malhumoradas que he conocido en la vida. No era bromista, era burlesco. Fumaba hasta el copete, salía todas las tardes a sentarse en la banqueta de la casa de mis abuelos sólo para criticar a la mitad de la gente que pasaba y al 90% de los vecinos que nos rodeaban, incluso a aquellos que vivían dos cuadras más adelante. Maldecía hasta el trapeador con el que aseaba el suelo y era capaz de derrumbarte con una sola frase que brotara de su boca. Así era él… Y, aunque era así, con todos esos defectos que opacaban la mayoría de sus virtudes, fue también una de las personas más extraordinarias con las que me he topado jamás, a tal grado que me pregunto qué hubiera sido de mi vida (y de la de mi hermana) si él no hubiera estado ahí siempre, al pie del cañón, en sus últimos años de vida, como un amigo y un consejero más que como un simple tío.

Al recordar sus defectos pretendo no idealizarlo, quiero que todo el mundo sepa que las personas más imperfectas pueden convertirse en pilares que sostengan nuestra más visible fragilidad ante la vida, y darnos, con su imperfección, la fortaleza necesaria para seguir adelante aun cuando todo a nuestro alrededor se derrumba en incomprensiones.

A veces cierro los ojos y recuerdo a mi tío (todos los días) y trato de rescatar su voz y sus tics y su perfume, un pedacito de la esencia de lo que fue. Muchas cosas murieron cuando él murió y mi vida en diversos aspectos jamás volvió a ser la misma. Sobre todo porque en sus últimos años nos acostumbró a mi hermana y a mí a una misma rutina de cenas los viernes en la casa de la abuela, improvisando mil pociones mágicas en la cocina mientras mi abuelo contestaba un crucigrama y la abuela sintonizaba la novela de las nueve. Cuántos recuerdos, memorias y anécdotas se quedaron impregnadas ahí, entre el comedor de madera y aquel reloj haciendo tic tac a nuestras espaldas; entre refrescos y cafés, y palabras y tertulias enmarcadas de falsa bohemia mientras la noche caía ahí afuera y el mundo se derrumbaba.

Aquella fotografía que no existe me provoca tristeza sólo de evocarla, tanto por su ausencia como por todo lo que conlleva; por imaginar cómo sería la vida si él no hubiera muerto. Qué tan distintos seríamos tú y yo si él aun caminara por aquí. Probablemente este blog ni siquiera existiría, porque no tendría razón de ser. 

Por mi tío y por su imperfección, la última persona a la que le lloré su muerte. 

13/2/2014

Gravity de Alfonso Cuarón.


Existen poquísimas películas que me pegan fuerte. Me refiero a esas que hacen ponerte de pie y aplaudir frente a la pantalla por 20 minutos como si los encargados de su existencia estuvieran a tres metros de donde tú estás y pudieran oír tu histeria absurda. Con Gravity me ha pasado eso. Y resulta curioso porque no me lo esperaba para nada. Lo cierto es que, lo único que quería ese día, era sentarme frente a la laptop y olvidarme un poquito de la gente en general. Ya sabía de antemano que en esta película la ausencia de seres humanos era una constante… Y resultó ser verdad, más allá de las voces y los cuerpos flotando existen sólo dos personas que acaparan los 90 minutos del film: Sandra Bullock y George Clooney.

No habrá spoilers, ¿para qué? No los necesito. (Y tampoco quiero extenderme demasiado). 

Yo sé de cinematografía lo que mi abuela sabía de física cuántica: nada, así que un film me gusta o no me gusta y hasta ahí. Meterme en la trayectoria de cada actor, director y guionista jamás se me ha dado bien, ya ni hablar de tecnicismos, y cosas por el estilo. Sin embargo, Gravity me gustó, y muchísimo. Quizá fue la simpleza del guion, la ausencia casi total del trasfondo de los personajes, la nula argumentación, o el hecho de que la vi justo después de interactuar con más de una centena de seres humanos hambrientos y ruidosos siendo yo la persona más asocial del mundo, lo que me llevó, no sólo a disfrutarla y sufrirla, sino también a gozarla. Pasé los primeros 10 minutos del film con una tranquilidad acogedora, y después fui arrastrada por 80 minutos más por un océano de incertidumbre y vértigo que se apoderó de mí hasta el final y me acompañó en mi primer sueño después del visionado.

Para mí, la trama de Gravity brilla por su simpleza: la necesidad del ser humano de sobrevivir ante la adversidad, de seguir adelante, de no darse por vencido aun cuando nadamos contra la corriente. Juega con el instinto primigenio de luchar, caer y renacer. La película se convierte en un sencillo e imponente homenaje a la vida y su fragilidad, a la perseverancia de la raza humana, a la necesidad de ir allá donde nadie ha explorado. Somos espectadores silenciosos de la flaqueza y la fortaleza que invaden a la protagonista; primero de su cansancio y luego de sus deseos más honestos de vivir, y nos identificamos con ella porque, muy en el fondo, estamos familiarizados con ese torrente de emociones que la atacan durante todo el trayecto… Porque no necesitamos estar en la Tierra para recordar que somos humanos. Que siempre lo hemos sido y que siempre lo seremos. 

11/2/2014

Las respuestas de Brandon

¿Qué pasaría si la luna se posara suavemente sobre la tierra? Mi hermano Brandon siempre ha sido el niño de las preguntas raras. Incluso hoy, a sus 18 años. No se conforma con un no sé; quiere una respuesta que siempre esté a la altura de su pregunta, y nosotros raramente podemos dársela. Así que cuando los papeles se invierten y es él el responsable de dar la respuesta en lugar de hacer la pregunta es cuándo se dan situaciones como las que aquí les mostraré.

Hace 11 ó 12 años que Brandon tiene acceso a Internet en casa. Fue más o menos en aquella época cuando transcribió a una libreta más de 200 preguntas “sin respuesta” que mi papá tenía en la bandeja de entrada de su correo electrónico y, además de eso, las respondió, sobre todo porque él insistía que la mayoría de ellas sí tenían respuestas. Las personas que hayan tenido email en esos tiempos probablemente las recuerden.

Hace unos días me topé con aquella vieja libreta rota y arrugada con las preguntas respondidas y las he devuelto a su estado digital para compartirlas con cualquier persona que llegue hasta aquí porque algunas me han parecido absurdas y hasta graciosas. :)

Vale aclarar un par de cosas antes de comenzar.

* Mi hermano no tenía ni siete años cuando las respondió. No esperen demasiado de sus respuestas (aunque hay algunas que me sorprendieron por su complejidad).
* He corregido la inmensa cantidad de errores ortográficos que tenían para hacerlas lo más entendible posible... No estoy muy segura de haber tenido éxito. xD
* Quienes conozcan a mi hermano desde pequeño sabrán que su lenguaje siempre ha sido demasiado sofisticado para su edad. Generalmente utilizaba palabras que sus compañeros de clase desconocían.
* Al parecer no le tembló el pulso a la hora de responder “No lo sé” a muchas preguntas.
* Hay algunas preguntas que no tienen respuestas, lo cual me parece increíble viniendo de él.
* Cuando aparece  esto (¿?) es porque no entiendo qué intentaba decir.
*Al parecer las preguntas las hizo un español, así que hay frases o palabras que mi hermano jamás entendió.  
* FUE BRUTALMENTE SINCERO.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS
1. ¿Por qué no hacen los aviones con el mismo material que sus cajas negras? Porque pesarían demasiado y no podrían volar.

2. ¿Por qué cuando llueve levantamos los hombros? ¿Acaso nos mojamos menos? Lo hacemos por instinto.

3. ¿Por qué las pasiones son bajas? No entiendo esta pregunta.

4. ¿Por qué siempre "fallan" los jueces al emitir un veredicto? Fallar es sinónimo de decidir, no solamente de errar en algo.

5. ¿Por qué cuando buscamos un sitio para aparcar bajamos el volumen de la radio? ¿Acaso vamos a encontrarlo mejor? No, es para concentrarnos mejor.

6. ¿Por qué en los anuncios de raquetas de tenis aparece gente jugando al tenis, en los anuncios de coches se ven coches, y sin embargo en los anuncios de condones no se ven más que gente jugando al tenis o coches parados? No lo sé.

7. ¿Cómo saben los ciegos cuando han acabado de limpiarse el trasero? No es necesario verlo, eso se siente.

8. Si nada se pega al teflón, ¿cómo lo pegaron a la sartén?

9. El otro día compré agua en polvo. Pero, ¿cómo la preparo? Te estafaron.

10. Si los SUPER 24 HORAS están abiertos las 24 horas del día, los 365 días del año, entonces, ¿por qué las puertas tienen cerrojo? ¿Será que los años bisiestos cierran por descanso? No cierran en años bisiestos, pero seguro es por motivos de seguridad o por cuestiones reglamentarias.

11. ¿Por qué cuando nos reímos usamos solamente vocales? Pruebe a reírse con consonantes y lo entenderá. No entiendo esta pregunta.

12. ¿Por qué se dice que las prostitutas son mujeres de vida fácil? ¿Por qué cualquiera pueden hacer lo que ellas hacen? No lo sé.

13. Si quiero comprar un boomerang nuevo, ¿cómo hago para deshacerme del viejo? No lo lances, sólo deposítalo en el cesto o regálalo a alguien… pero no lo lances.

14. Noé fue un hombre muy importante en la historia, ¿cómo se llamaba su mujer? Creo que ella no era importante y por eso la omitieron en la Biblia. Probablemente se llamaba María, había muchas Marías en aquel entonces.

15. ¿Cuáles son los apellidos de la reina Sofía? No sé si los reyes tienen apellidos o no.

16. El apellido de Leonardo era da Vinci. ¿Cuál era el apellido de Miguel Ángel? Según la enciclopedia su nombre era Michelangelo Buonarroti.

17. ¿Por qué a los que ponen inyecciones se les llama practicantes? A mí me ponen las inyecciones mi mamá o mi tía Ramona.

18. Hacer feliz a una mujer está bien visto. ¿Por qué hacer feliz a muchas, no? ¿Cómo?

19. ¿Por qué las cajas negras de los aviones son de color naranja? Antes eran negras pero ahora son de color naranjas para poder diferenciarlas cuando el avión o el barco están quemados.

20. Si siempre está al aire libre, ¿por qué se llama cubierta a la cubierta de los barcos? Las cubiertas de los barcos son los pisos que están a una altura distinta. (¿?)

21. ¿Por qué los piñones y los platos de la bici están a la derecha? No sé qué es eso pero probablemente porque la mayoría de los humanos son diestros.

22. ¿Por qué los teléfonos son móviles y los ordenadores portátiles? Porque unos se mueven y los otros se portan.

23. ¿Por qué se dice "trabajan como negros", si los negros por lo general no tienen trabajo? Sí tienen trabajo y a veces mejores que nosotros dependiendo del país donde vivan. Aunque podría ser una referencia a la esclavitud.

24. Los ciegos de nacimiento, ¿qué es lo que sueñan? Sonidos, olores.

25. ¿Por qué se llama Tierra nuestro planeta si lo que hay es cantidad de agua? Porque los humanos vivimos en la tierra, no en el agua.

26. ¿Qué ocurre, si por error, al ponerte un supositorio, te equivocas de envoltorio y te pones un caramelo? Nada. No te aliviaras pero nada más. Creo.

27. De todos es sabido que las esponjas crecen en el mar. ¿Hasta dónde llegaría el agua si no fuese por ellas? Ellas no absorben agua, estaría casi igual.

28. ¿De dónde vienen tantos apellidos como actualmente existen? La gente los inventa.

29. ¿Por qué las plazas de toros son redondas? Para que se pueda ver mejor como se mata al toro o al torero.

30. ¿Por qué los relojes hacen tic, tac, tic, tac, ...? Tal vez traen un dispositivo que así hace. Pero no hacen tic tac, tic, tac, sólo hacen tac, tac, tac.

31. Si el agua es incolora, ¿por qué la parte de una toalla que ha sido sumergida en agua es de color más oscuro que la parte seca? Porque lo que se oscurece es la toalla con la humedad, no el agua.

32. ¿Por qué cuando una cosa es buena se dice que es cojonuda, y cuando es mala se dice que es un coñazo? No conocía esas palabras.

33. ¿Por qué la mayoría de las bodas se celebran por las mañanas? En mi ciudad se celebran en las noches.

34. ¿Por qué se acostumbra a pedir en las pastelerías, los pasteles por docenas o fracciones de docenas? Aquí se piden por kilos.

35. ¿Por qué a la cama se le llama cama y a la cómoda cómoda siendo la cama mucho más cómoda que la cómoda? Porque una palabra viene del latín y otra del francés. (¿?).

36. ¿Por qué siempre se nos echa el tiempo encima? Porque nos gusta aplazar las cosas hasta el último momento.

37. Como Dios puede hacer cualquier cosa, ¿puede fabricar una piedra tan pesada que él mismo no pueda levantar? Sí, pero entonces no podría levantarla. Es una paradoja.

38. ¿Adán y Eva, tenían ombligo? Depende de por dónde les dio Dios de comer antes de que nacieran (¿?). Otra paradoja.

39. ¿Qué le ocurre al puño cuando se abre la mano? Desaparece hasta que la vueles a cerrar.

40. Actualmente se habla de guerra sucia contra... ¿Cómo será la guerra limpia contra...? Es contradictorio; todas las guerras son sucias.

41. Si los banqueros saben contar, ¿por qué en los bancos hay ocho ventanillas y sólo cuatro cajeros? En el de aquí sólo hay seis ventanillas y dos cajeros.

42. Si fueses a dispararle a un mimo, ¿te haría falta silenciador? El que necesita guardar silencio es él, no tú.

43. Si cuando uno hace algo mucho tiempo lo hace cada vez mejor, ¿por qué los taxistas conducen cada vez peor el taxi? Depende del taxista.

44. ¿Hacia dónde marca la brújula cuando estamos en el Polo Norte? Hacia el norte magnético de la Tierra porque ese no está en el Polo Norte de los humanos (¿?).

45. ¿Por qué llevan los cocineros esos gorros tan altos? En Discovery dijeron que era porque mantiene la cabeza fresca.

46. Cuando viajamos en avión nos explican cómo utilizar el chaleco salvavidas que hay debajo del asiento. ¿Por qué hay un chaleco salvavidas debajo de los asientos de los aviones en vez de un paracaídas? Porque abrir la puerta del avión a la altura que se necesita para que se abra el paracaídas sería muy peligroso para todos. Además, una vez que llegues abajo te morirías ahogado por el peso del paracaídas porque usualmente los aviones viajan por el mar ya que hacerlo por tierra es más peligroso.

47. Los ingredientes fundamentales para hacer un perrito caliente son: Un panecillo, una salchicha, tomate, kechut y mostaza. Al ir a comprar los ingredientes, nos encontramos con una pequeña pega. ¿Por qué los paquetes de panecillos son de seis unidades y los de salchichas de cinco? ¿Es que los fabricantes de ambos productos están enfadados? ¿O porque así confirmas empíricamente los conceptos par e impar? Es que depende de la marca. El de nosotros tiene 9 salchichas y el pan es de 8.

48. Si la juguetería vende juguetes, ¿por qué la ferretería no vende ferretes? Mi papá dice que sí venden.

49. El mundo es redondo y lo llaman planeta. Si fuese plano, ¿lo llamaríamos redondeta? La palabra ‘planeta’ viene del griego errante, no de la otra palabra de origen latín que significa ‘plano’.

Brandon (nano) a los 6 años.
50. ¿Que cuentan las ovejas para poder dormir? No saben contar.

51. ¿Por qué las lunas de otros planetas tienen nombre, pero la nuestra se llama Luna? La de nosotros se llama Luna, la de los otros planetas tienen sus respectivos nombres, pero todos son satélites naturales.

52. ¿Por qué los servicios de bares, restaurantes, etc. siempre están al fondo a la derecha? ¿La parte izquierda no es buena para poner un desagüe? Porque por instinto primero miramos hacía allá cuando entramos a un lugar.

53. ¿Por qué las mujeres van al servicio en pareja y tardan tanto? ¿Es para ellas el servicio como una sala de comentarios? ¿Les facilita en algo ir acompañadas? Las mujeres son más platicadoras que los hombres, en cualquier lado.

54. ¿Por qué el arco iris tiene forma semicircular? Es circular pero los humanos que estamos en tierra sólo podemos ver una parte de él. En un avión sí se podría ver completo.

55. Estamos parados en un semáforo, junto a otros dos coches. ¿Por qué siempre hay alguien que se está metiendo el dedo en la nariz? ¿Es que la luz del semáforo hace que piquen las narices? Es que tienes mala suerte.

56. Sabemos que todo cuerpo con el calor se dilata y con el frío se contrae, pero, ¿por qué el agua al llegar a estado sólido ocupa más volumen que en estado líquido? ¿Es que el hielo desafía las leyes físicas? Eso no es cierto.

57. ¿Por qué no hay comida para gatos con sabor a ratón? Los gatos no comen ratones, sólo los cazan.

58. ¿A qué distancia está el horizonte? Depende del terreno. (¿?)

59. ¿Por qué cuando nos fijamos en el giro de rueda a gran velocidad la sensación es que los radios van hacia atrás? ¿Giran los radios de una rueda al revés? Es una ilusión óptica.

60. Todos hemos estudiado que el agua pasa de estado líquido a vapor a 100 C. ¿Por qué cuando tomamos una sopa ésta está humeando (sale vapor) y sin embargo cuando la tomamos no está a 100 C (hirviendo)? ¿Tomamos la sopa a 100 C? Depende del clima, la altura de la ciudad y la condensación del aíre y la ebullición del agua (¿?).

61. ¿Por qué hay gente que despierta a otros para preguntar si estaban durmiendo? Porque necesitan hablar de algo.

62. ¿Por qué se tira arroz en las bodas? Es algo como simbólico. Tal vez para que los casados tengan comida toda su vida.

63. Un español medio pierde alrededor de tres calcetines al año. Si los multiplicamos por toda la población española, eso supone un total de unos 120 millones de calcetines perdidos. ¿Donde están esos 120 millones de calcetines? Perdidos.

64. Injusticia: Si un hombre se detiene en una acera y mira a una mujer que se desnuda junto a la ventana es considerado un mirón. ¿Por qué si un hombre se desnuda en una ventana y una mujer le mira desde la acera es considerado un exhibicionista? Porque no hay igualdad entre hombres y mujeres.

65. ¿Si los hombres son todos iguales, por que las mujeres eligen tanto? Porque no es verdad que todos los hombres son iguales.

66. ¿Por qué cuando las mamás tienen frío los niños se tienen que poner el jersey? ¿Qué es el jersey?

67. ¿Por qué es imposible estornudar con los ojos abiertos? Sí es posible pero no cualquiera puede.

68. ¿Por qué siempre que un hombre entra en un servicio salpica fuera de la taza? ¿Es un problema de puntería? No lo hacemos a propósito.

69. ¿Por qué los pilotos kamikazes pilotan con casco? Porque es parte de su uniforme. Es un honor morir uniformado.

Brandon y yo a las afueras del
acuario de Mazatlán.
70. ¿Si el vino es liquido, como puede ser seco? Creo que se refiere a la sensación, no literalmente a la palabra.

71. ¿Por qué los filmes de batallas espaciales tienen explosiones tan ruidosas, si el sonido no se propaga en el vacío? Porque sería muy aburrido si no los tuvieran.

72. ¿Por qué todo junto se escribe separado, y separado se escribe todo junto? Podríamos quitar la palabra ‘Todo’ y asunto resuelto.

73. Si cárcel y prisión son sinónimos, ¿por qué no lo son carcelero y prisionero? Porque su significado viene de diferentes raíces (¿?).

74. Si una palabra estuviese mal escrita en el diccionario, ¿cómo lo sabríamos? Depende del diccionario. Sí es de la Academia Española de la Lengua así está bien aunque esté mal (¿?).

75. ¿Por qué en los Estados Unidos hace falta el carnet de conducir para comprar alcohol, si está prohibido beber y conducir? Porque así puedes comprobar que eres mayor de edad.

76. ¿Los caballos tienen sobacos? Sí.

77. Cuando un coche está circulando, ¿el aire de dentro de las ruedas gira? Siempre está en movimiento incluso cuando el carro está parado.

78. ¿De qué color será un camaleón mirándose en un espejo? De su color natural.

79. ¿Qué pasaría si un hermano siamés fuese declarado culpable de un asesinato y condenado a muerte en la silla eléctrica? Probablemente se salvaría por el hecho de que el otro sea inocente y estén pegados.

80. ¿Qué tendría que hacer para sacarse el carnet de conducir el hermano siamés de la derecha? ¿Puede sacarlo en España? ¿O tendría que irse a sacarlo a Inglaterra? No necesita irse a otro país.

81. A una nave espacial que viaje a la velocidad de la luz, ¿le funcionarían los faros? Claro.

82. ¿Por qué siempre que hay un guardia de circulación suele dar paso a los vehículos que tienen el semáforo en verde? No lo sé.

83. Los vegetarianos, ¿pueden comer galletitas con forma de animalitos? Sí, mi abuela le da a sus gallinas cuando se le acaba el maíz.

84. ¿Por qué al introducir sal en agua y remover, desaparece la sal? Porque es soluble.

85. Si en vida fueras masoquista, ¿no sería una recompensa ir al infierno y un castigo ir al cielo? Depende de cómo es el infierno y el cielo en realidad.

86. Si las rodillas se doblaran al revés, ¿cómo serían las sillas? Al revés.

87. ¿Por qué las bailarinas andan siempre de puntillas? ¿No sería más fácil contratar bailarinas más altas? Es por estética, no por estatura.

88. Si ordinario es sinónimo de vulgar, ¿por qué extraordinario no significa muy vulgar? Porque ordinario tiene otro significado además de vulgar.

89. ¿Por qué "abreviatura" es una palabra tan larga? No lo sé, pero puedes abreviarla.

90. ¿Por qué será que si uno habla con Dios, la gente piensa que es espiritual, pero si Dios habla con uno, la gente piensa que estás loco? Porque la gente creé que Dios habló ya hace dos mil años en Asía y ya no quiso hablar.

91. ¿Por qué en la caja rápida de los supermercados siempre está la cajera más lenta? No es necesariamente cierto.

92. Si le dicen a alguien que hay un billón de estrellas en la galaxia siempre se lo cree. ¿Por qué cuando le dicen a alguien que un banco del parque está recién pintado tiene que tocarlo? Es la curiosidad del hombre.

93. Si un gato cae siempre de pie, y una tostada con mantequilla cae siempre por el lado en que esta untada, ¿qué pasaría si atamos a un gato en la espalda una tostada con la mantequilla hacia arriba y luego lo tiramos al aire? El gato caerá de pie y la mantequilla nunca tocará el suelo y se la puedes quitar al gato y comértela.

94. Si el aumentativo de rabo es rabón, ¿por qué a un perro que no tiene rabo se le llama rabón? No sabía eso.

95. ¿Por qué los cantores de flamenco a pesar de tener tantos años se llaman: "EL NIÑO ...", "EL NIÑO DE ..."? Tampoco sabía eso.

96. ¿Por qué tenemos ojos de gallo en los pies y patas de gallo en los ojos? ¿Qué peculiaridad tiene los gallos para jorobarnos de esta manera? Dicen que se parecen pero yo no le hayo parecido.

97. ¿Por qué cuando un camarero sirve una coca-cola, vuelca solamente la mitad en el vaso? Para que si quieres más lo puedas hacer tú personalmente.

98. Si Supermán es tan listo, entonces, ¿por qué lleva los calzoncillos por fuera? Así es su traje.

99. ¿Por qué los caballos tienen depresiones tan grandes? No entiendo.

100. ¿Por qué al calor se le llama buen tiempo y al frío mal tiempo? Tal vez lo decidió alguien que sufre mucho en el frío.

101. ¿Por qué las ovejas no encojen cuando llueve? Porque la lana es la que se encoge, no el animal.

102. ¿Por qué se dice «el orden de los factores no altera el producto», cuando en realidad al pronunciar esta frase están los factores en desorden? Eso es un axioma, no aplica para todo.

103. ¿Por qué se dice «me engañaron como a un chino», cuando en realidad a los chinos es casi imposible engañarles? Hacen mucha piratería, yo digo que sí es posible.

104. ¿Por qué los rollos de papel higiénico no se venden sueltos? Sí se venden.

105. ¿Por qué si sólo acompañan hasta la butaca los llamamos acomodadores? No sé qué es eso.

106. ¿Por qué a veces no cabe duda? Tampoco entiendo.

107. ¿Por qué en una fiesta de barra libre lo único que nunca está libre es la barra? Porque todos quieren algo gratis.

108. ¿Por qué la comunión se hace vestido de marinero? No sabía eso, creí que tenía que ser de blanco.

109. ¿Por qué arrancamos el coche si no está plantado? Es una forma de decir ‘encender’ o ‘mover’ el coche.

110. ¿Por qué la niebla se agrupa o reúne en bancos? Porque son como las nubes.

111. ¿Por qué siempre hay que pasar por el aro? ¿Cuál aro?

112. ¿Por qué se llama ambulatorios a los de la Seguridad Social si no se mueven del sitio? No sé qué es eso.

113. ¿Por qué las letras del abecedario, en los teclados, están todas desordenadas? Se le llama teclado QWERTY y es para que sea más fácil escribir… en inglés.

114. Se dice que solo diez personas en todo el mundo entendían a Einstein. ¿Si nadie me entiende a mí, soy un genio? No, es porque no te sabes explicar bien.

115. Si estamos compuestos en un 80% de agua, ¿cómo podemos ahogarnos? Porque el agua está en lugares estratégicos para que podamos vivir con ella dentro.

116. Cuando te haces una foto al lado de Mickey Mouse, ¿el hombre de dentro del disfraz está sonriendo? Probablemente no.

117. ¿Por qué se dice meter los zapatos en la horma, lo que es tan imposible como meter el horno en el pan? No sé qué es horma.

118. ¿Por qué se dice hemos cogido tal enfermedad, cuando en realidad es ella la que nos coge a nosotros? Porque queremos creer que somos superior a ella. (¿?)

119. El piloto de un avión supersónico que va más veloz que la velocidad del sonido, ¿oye el ruido del motor de su avión? ¿Oye algún ruido? Sí oye ruido.

120. Si alguna vez el rey tuviera que identificarse, ¿podría hacerlo con una moneda de cinco duros? No creo que sea muy válido.

121. ¿Por qué venden tabaco en las gasolineras, si está prohibido fumar? Para que te lo fumes en otro lado.

122. ¿Por qué vemos a través de un vidrio? No me salga con que eso ocurre porque el vidrio es transparente, ya que lo que me interesa saber es por qué es trasparente. Porque su esquema de energía permite que la luz pase por él. (¿?)

123. Cuando un policía arresta a un mimo, ¿está obligado a decirle que tiene derecho a permanecer en silencio? En Estados Unidos sí.

124. Si la lluvia estropea el cuero de vaca, ¿qué es lo que hacen las vacas cuando llueve? Están vivas, no curadas.

125. ¿Por qué en los chistes, cuando está la mujer con el amante, siempre llega el marido y los pilla en la cama a los dos? Porque es un cliché.

126. Cuando una persona ayuda a un criminal antes de cometer un crimen, la llamamos cómplice. ¿Por qué, si la ayuda es después de haberlo cometido, la llamamos ABOGADO? Porque no participó en el crimen.

127. Un esquizofrénico paranoico, ¿tiene miedo de estar persiguiéndose? Probablemente.

128. ¿Por qué se dice «el penalti ha sido como la copa de un pino», si los pinos no tienen nada que ver con el fútbol? No sé.

129. ¿Por qué las personas son físicas y no químicas? Somos seres físicos pero dentro de nosotros hay un mundo de Química.

130. ¿Por qué se odia tanto a las comparaciones? Porque no nos gustan que nos comparen.

131. ¿Por qué el tiempo corre y vuela pero no nada? Es un decir.

132. ¿Por qué sujetador es singular y bragas es plural? Pueden ser singulares los dos.

133. Si entramos en una tienda a comprar ropa, ¿por qué lo que más nos gusta es siempre lo más caro y además no queda de nuestra talla? Porque no buscas en otro lado.

134. ¿Por qué se habla del medio ambiente y no del ambiente entero? Porque es diferente su significado.

135. ¿Por qué cuando nos vamos a dormir nos metemos en el cuarto y no en el quinto? Porque cuarto es sinónimo de dormitorio; quinto no.

136. Si los vegetarianos comen vegetales, ¿qué comen los humanitarios? No son significados paralelos.

137. ¿Por qué se suele decir lleno a rebosar? ¿Cómo será lleno sin rebosar? Cuando se rebosa algo es porque se está derramando.

138. Si estar malherido es estar herido gravemente. ¿Qué será bien herido? Probablemente eso no existe.

139. Cuando varias personas caminan una detrás de otra, ¿por qué se suele decir que van en fila india? ¿Acaso los indios iban siempre así? Sí. Los del sur de Estados Unidos. De allí el nombre.

140. ¿Por qué para hacer nuestras necesidades nos metemos en el baño y no en el neceser? Uno es de origen latín y otro es de origen francés con significados diferentes.

141. Si hay más allá, ¿hay menos aquí? Sí.

142. Cuando una película está doblada, ¿sólo se ve la mitad? No.

143. ¿Por qué los marcianos siempre invaden siempre Estados Unidos y no otro país? Porque usualmente las películas de invasiones fueron hechas en EUA y así sale más barato.

144. ¿Por qué lo llaman deporte cuando quieren decir fútbol? Porque el fútbol es un deporte.

145. Cuando se hace referencia a que alguien corre mucho, ¿por qué se dice que corre como una gacela? ¿No sería mejor decir que corre como un guepardo? ¿Acaso corren las gacelas más que los guepardos? Porque nadie puede superar al guepardo. Él se come a la gacela… también al humano.

146. El tiro de gracia, ¿dónde tiene la gracia? Porque te quita el sufrimiento. Gracia = Favor.

147. Ningún vivo querría estar muerto. Pero, ¿querrá algún muerto estar vivo? Ya está muerto.

148. Al final, ¿quién se llevará la sorpresa, los ateos o los otros? Los otros.

149. ¿Qué pasaría si, de repente, nos volviéramos todos personas normales? Sería aburrido.

150. En muchas ocasiones se ha optado por militarizar a los civiles, pero ¿se ha intentado alguna vez civilizar a los militares? Sí, y es muy difícil.

151. ¿Por qué todos los caminos conducen a Roma? En la época del Imperio Romano así era porque era grandísimo.

152. ¿Por qué todas las obras públicas cuestan al final muchos millones más de lo que estaba previsto? Porque mal gastan el dinero.

153. ¿Por qué los jugadores de fútbol cuando fallan un gol y la TV les enfoca de lleno, escupen en el césped? Por coraje.

154. ¿Por qué se llama a la pelota "pelota" y a la bota "bota" si lo que bota es la "pelota" y no la "bota"? Porque una misma palabra tiene significados diferentes.

155. ¿Qué pasó con la carpintería de San José? ¿Se alquiló, se vendió, o se traspasó? ¿Lo sabrá el padre Apeles? No sé quién es el padre Apeles pero probablemente Jesús se hizo cargo de ella hasta que salió a predicar y luego se murió.

156. ¿De qué raza eran Adán y Eva? Lo más seguro es que no existieran así literalmente como viene en la Biblia. Tal vez es una metáfora.

157. ¿Por qué se dice está más loco que una regadera? ¿Acaso las regaderas están locas? Algunas sí.

158. ¿Por qué las situaciones son críticas y no ensayos? No sé.

159. ¿Por qué salimos a estirar las piernas si al volver no han crecido? Estirar los músculos engarrotados sería mejor expresión.

160. ¿Por qué cuando estamos viendo los anuncios ponen una película en el medio? No entiendo.

161. ¿Por qué el producto interno es bruto? No sé.

162. ¿Por qué al tiro directo en el fútbol le llaman golpe franco? Porque la franqueza es un acto directo (¿?).

163. ¿Por qué cuando una persona está desnuda se dice que "está en paños menores"? ¿Acaso estando desnuda lleva algún paño encima? Sí, la piel.

164. ¿Por qué se lleva el anillo de casado en el dedo anular? Por el simbolismo, aunque no sé cuál es.

165. ¿Por qué el agua del mar es de color azul en un día soleado, pero es incolora cuando la cogemos con las manos? Por la cantidad de agua que tomas con las manos. Entre más agua hay en algún lugar más oscura se verá porque absorbe más la luz y no la refleja.

166. ¿Por qué se conduce por la derecha en unos países y por la izquierda en otros? Yo sabía esto pero lo he olvidado.

167. ¿Por qué las burbujas son siempre redondas? Porque ese es su estado físico natural (¿?).

168. ¿Qué tiene de divertido el hueso de la risa? No sé.

169. ¿Por qué en las películas de cine el coche del protagonista siempre encuentra aparcamiento libre? Yo he visto películas donde no es así.

170. ¿Por qué cuando las mujeres se comportan como un hombre, no se comportan como un hombre agradable? Tal vez porque ellas creen que los hombres no son agradables.

171. ¿Por qué el mundo es un pañuelo? ¿Quién dijo eso?

172. ¿Por qué el resultado salta a la vista? Porque es tan obvio que lo tienes frente a ti.

173. ¿Por qué nos ponemos el reloj en la muñeca izquierda? Por higiene. Si eres zurdo te lo pondrías en la derecha porque al ir al baño y hacer del 2 te limpiarías con la izquierda y así.

174. ¿Por qué erre que erre y no ese que ese o jota que jota? No sé.

175. ¿Por qué significa lo mismo tener mucha cara que ser un descarado? Tampoco sé.

176. ¿Cómo podemos saber que el cielo es en realidad verde y nosotros somos daltónicos? Entonces al verde le estaríamos llamando azul así que es lo mismo.

177. ¿Por qué mientras unos parten la pana otros cortan el bacalao? No conozco eso.

178. ¿Por qué le llamaron Urano al planeta Urano? Se llama así por el dios griego Urano, pero antes de eso se llamó Estrella de Jorge en honor a un rey del mismo nombre.

179. ¿Por qué nos comemos "la olla" y no lo que hay dentro? ¿Qué?

180. ¿Las amebas se enamoran? No, sólo los humanos.

181. ¿Por qué dormimos como troncos? Porque los troncos están tiesos.

182. ¿Es pecado pronunciar obscenidades sin emitir ningún sonido? Con sólo pensarlas sí que lo es.

183. ¿Por qué se llora como una magdalena y no como un bizcocho o una rosquilla? Se refieren a María Magdalena que lloró a los pies de Jesús… creo.

184. ¿Estará en el cielo el hombre de Neandertal? Eran muchos hombres no nada más uno. Y probablemente no porque no eran cristianos y los cristianos son los que creen en el infierno y en el cielo. Los judíos tampoco irán al infierno cuando se mueran porque para ellos el infierno tampoco existe.

185. Si contáramos un chiste muy bueno, ¿podríamos hacer reír a Dios? De seguro Dios ya se está riendo de nosotros y ni siquiera le hemos contado un chiste.

186. ¿Por qué nos tiene que ocurrir algo el día menos pensado? Porque todos los días son menos pensados, así que nunca estás conforme.

187. Si el dinero es la causa de todos los males, ¿por qué tenemos que trabajar? Puedes trabajar gratis. Y eso de que el dinero es la causa de todos los males lo dice la gente que no sabe administras su propio dinero.

188. ¿Por qué con los bomberos se forma un cuerpo y con los futbolistas sólo se puede hacer una plantilla? Porque no hay comparación alguna entre ellos.

189. ¿Por qué si el saber no ocupa lugar lo primero que necesitamos para ir al colegio es una cartera? Porque los niños suelen olvidar lo que se les dice en la escuela, y lo tienen que apuntar.

190. ¿Por qué cuando un futbolista mete un gol pasando el balón por encima del portero, se dice que ha sido un gol de vaselina? Porque tal vez el portero tenía vaselina en la cabeza.

191. ¿Por qué después de desatarse una tormenta nunca se encuentra la cuerda? Es en sentido figurado.

192. ¿Por qué Bill Gates (Bill PUERTAS) ha puesto por nombre al sistema operativo que le ha dado tanto dinero, Windows (VENTANAS)? Porque Windows trabaja con ventanas, no con puertas.

193. ¿Por qué nadie quiere pagar el pato? No entendí.

194. ¿Por qué el círculo es vicioso? Se le llama así porque el círculo nunca termina… como los vicios.

195. ¿Por qué se llama pretérito imperfecto si es tan perfecto como los demás? Para mi es aburrido (¿?)

196. ¿Por qué en la guantera del coche se puede encontrar cualquier cosa menos guantes? Tal vez si viven en un lugar cálido lo usas para guardar otras cosas.

197. Si el Muro de Berlín no hablaba, ¿por qué cayó? Porque cayó, no calló. 

198. ¿Por qué la Biblia no recoge cuando estalló la paciencia de Job? ¿Quién es Job?

199. ¿Por qué las gafas son de sol y no de sombra? Porque el sol te deslumbra y la sombra no. Te los pones cuando estás en el sol y no cuando estás en la sombra.

200. Los lenguados, ¿tienen lengua? ¿Qué?