11 may. 2010

10 de Mayo del 2010...

--------------------------------------------------------------------------------------
La mamá que me tocó por suerte es de ese tipo de mujer que piensa en sus hijos antes de pensar en ella (no, desgraciadamente algunas no son así).

Mi mamá es esa mujer que se levanta temprano para tener limpia la casa las primeras horas del día. La que no necesita hacer una lista para ir al supermercado por que tiene una memoria envidiable. Es la que mejor cocina. La que prepara el chocolate más bueno. Los chilaquiles más exquisitos. Los mejores camarones empanizados. La que mejor canta. La que toma mis errores y los hace suyo, porque entre dos es más fácil cargar una cruz.

¿Todas las madres son así? Yo que sé, pero veo en la sinceridad de la mía el valor de una mujer valiente y orgullosa de sus principios. El gesto más sublime de amor se ve en sus ojos y que es capaz de derribar el mundo con una sola llamada de atención. Que te mira duro cuando cometes un error. Que se enternece ante cualquier muestra de afecto. Pedazo de humanidad incuestionable de cariño absoluto. Capaz de perdonar una y mil veces. De darle cara a la adversidad. De mirar siempre hacia adelante. La rosa más bella de amistad sincera y duradera. Aquella que te ayuda ante cualquier problema.

Ella es para mí eso y mucho más.

Es la mano que toca mi frente aquellos días de fiebre.

La que me felicita por mis logros. La que me regaña por mis falles. La que me dice que todo es por bien.

Es la mujer detrás de la llamada telefónica puntual cada semana.

La de los tips en la vida que nunca fallan.

La persona detrás de aquella famosa frase de “¿qué quieren comer mañana?”.

Madre mía, de mis hermanos, de mis mascotas. Madre, incluso, de su propia madre en sus últimos días de vida.

Ejemplo de mujer valerosa e inquebrantable. La mejor maestra que he conocido jamás.

Este es sólo un pequeño sentimiento que seguramente será compartido también por aquellos que miran en la mujer que les dio la vida la fuente más hermosa de amor, de bondad y de increíble sacrificio.

¡FELIZ DÍA A TODAS LAS MADRES DEL MUNDO!

2 comentarios:

  1. Espero que esta entrada SÍ la haya leído tu mamá...

    Creo que eso sería un gran homenaje.

    Saluditos!:D

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias! Dice mi papá que mi mamá si la leyó y que se le llenaron los ojos de lagrimas *¬*

    ResponderEliminar

¡Gracias por dejar tu comentario! :)