9 may. 2011

Antes de que te vayas...

"Cerca de aquí reposan los restos de un ser que poseyó
la belleza sin la vanidad, la fuerza sin la insolencia,
el valor sin la ferocidad y todas las virtudes del hombre sin sus vicios."
[Frase que Lord Byron escribió como epitafio de su perro]
----------------------------------------------------------------------------
Y fueron muchos los años, mucho dolor en sus cuatro patas... Misty falleció la madrugada de ayer, al parecer, mientras dormía. Qué puedo decir de ella que no haya dicho ya en otras ocasiones. Aunque nos acompañó más de una década no le he derramado ni una sola lágrima, no puedes llorar la muerte de un ser cuyo sufrimiento fue más largo que su agonía. Dolía más verla con vida, luchando por respirar, que ver su cuerpo ya, inerte y silencioso.

Claro que la extrañaré, de eso no hay duda. La extrañaré cuando llego a casa y sólo encuentre a dos peludos moviendo su cola. La extrañaré cuando pronuncie su nombre por equivocación, cuando sirva croquetas para dos en lugar de tres. Cuando vea migajas esparcidas por la cocina y no esté ella, allí, al pendiente, tratando de comer cualquier cosa que caiga de la estufa. La extrañaré al mirar atrás y darme cuenta de que no habrá nadie siguiendo mis pasos. Cuando nos mudemos de casa y deje atrás todo lo que aquí vivimos, compartimos y soñamos. Estas paredes la vieron crecer, jugar y morir.

Esto es, quizá, todo lo que puedo decir de ella. Quisiera haber podido dedicarle mejores palabras pero en este momento no me sale nada. A continuación dejo un video en su memoria con algunas de las muchas fotografías que tenemos de ella.

Ni el título del post, ni la canción del video han sido elegidas al azar. "Antes de que te vayas" es el nombre del álbum fotográfico que tengo de Misty en mi laptop, fotografías que tomé en sus últimos meses de vida. La canción "La hora llegó" aparece en el OST de Pokemon (sí, sí, el anime que causo furor hace años). Misty llegó cuando Pokemon gozaba de una fama descomunal (de allí mismo viene su nombre), un mes antes de su llegada murió Tyke, nuestro perrito. Aquella canción fue un bálsamo en tiempos difíciles y ahora vuelve, 11 años después para convertirse en la música de fondo de un pequeño homenaje por la vida de mi perrita.


*Para disfrutar el video, conviene dejarlo en pausa un rato para esperar a que se termine de cargar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejar tu comentario! :)