13 mar. 2013

Para ellos y por ellos...



El mundo católico mira a una chimenea para adivinar entre la incertidumbre y la espera de qué color será el humo que emanará de ella en los próximos días. En Corea del Norte les apetece desatar una guerra; tienen mucho que vengar, dicen. Se escudan en argumentos que otros ya utilizaron y se aburren en la soledad de su aislamiento. La activista cubana Yoani Sánchez es insultada durante su conferencia en México; mientras en Estados Unidos catean la propiedad de Elba Esther Gordillo. El presidente iraní Mahmud Ahmadinejad es criticado en su país por su comportamiento poco islámico al abrazar a la madre del fallecido presidente Hugo Chávez… el gobierno de Irán dicen que es Photoshop. Si Kim Jong-un arregla todo con misiles de largo alcance y ensayos nucleares, Ahmadinejad lo arregla todo con Photoshop.

El mundo y sus problemas y sus asuntos y sus trivialidades...

Yo me pregunto qué le llevaré mañana a Panquecito para comer y dónde le pondré la comida a la gatita lisiada que viene a dormir todas las noches a la banqueta de mi casa (después de que otras personas patearan las latitas de Wishkas que le puse esta mañana), y entonces ese mundo y sus problemas y sus asuntos y sus trivialidades pasan a segundo plano porque no son tan relevantes como el hambre en la mirada de esos animales. Si por mí fuera acabaría con toda la hambruna del planeta; no se puede, así que sólo hago lo que está en mis manos. Si existen dos criaturas inocentes a las que les puedo quitar el hambre por un día así lo haré… hoy y mañana y el día después de ese.

Habrá a quienes le gane la indiferencia, cuya coraza no se quebrante ante el cuerpo raquítico de un perro callejero o el pelaje enmarañado de un gatito; no tengo palabras para ellos. Si no se pueden conmover ante la imagen que se dibuja en sus ojos es difícil que simples palabras logren conmoverlos. Yo no soy nadie para convencerlos ni para debatir sus argumentos; sólo hago lo que creo que es lo justo y no me arrepiento; y sobre todo hago lo que pienso que está bien hacer. No lo hago para obtener una recompensa; si alguien me dijera que merezco ir al infierno por quitarme algo de la boca y dárselo a ellos igual lo seguiría haciendo porque ellos ya viven en el infierno, en un mundo humano que no responde con lo que por derecho les corresponde.

Panquecito tiene casa y la gatita lisiada también. Pero a Panquecito se le ven las costillas y a la gatita de la casa de enfrente se le siente el pelo maltratado y la piel del cuello dañada; tiene llegas en sus patitas traseras por tanto arrastrase en el pavimento y busca en el pasto de la banqueta lo que no puede encontrar en su hogar. Tiene el maullido más tierno del mundo y el ronroneo más sincero que he oído jamás.

En los ojos de Panquecito veo a mi perrita Umi y en la gatita lisiada veo a mi gatito Maru. Si ellos se perdieran, si algún día se extraviaran, rogaría porque se toparan con un ángel que les diera algo de lo poquito que tiene para que comieran; que les acercara agua cuando tuvieran sed y les ofreciera una caricia en lugar de una pedrada. Desearía que nadie les maltratara, que nadie les ignorara, que nadie los colgara de un árbol con una soga para subir fotos a Internet o que los lanzaran desde un edificio; desearía que nadie les prendiera fuego ni que los arrastrasen por la calle amarrados a una moto o un auto. Por eso cuido a Panquecito, por eso cuido a esa gatita; no son míos, no puedo adoptarlos, no puedo meterlos a mi casa para que no les moleste nada ni nadie, pero si puedo aligerar su vidas aunque sea un poquito lo haré sin dudarlo ni un segundo. Les ofreceré agua y les ofreceré comida; y una caricia como despedida. No espero que ninguna persona me comprenda, no espero que nadie me agradezca, me conformo únicamente con esa cola peluda que se emociona cuando me acerco por las mañanas con un platito de comida y ese ronroneo felino que siempre escucho al anochecer y entonces, sólo por unos minutos, el mundo y sus problemas me parecen intrascendentes. 

6 comentarios:

  1. Hola Linda, llevo leyéndote desde hace meses pero esta es la primera vez que te comento, desde ya te digo que te admiro por lo que haces por esos pequeños animalitos desamparados, yo sé lo que se siente, lo he vivido, lo vivo seguido, no comprendo cómo un ser humano es capaz de tanta crueldad hacía un animal indefenso.

    Gente irresponsable y sin educación que piensa que una mascota es un juguete, gente que no merece haber nacido o tener descendencia, gente sin un ápice de respeto por sus semejantes, ahhh pero eso sí, sumamente catolíca o religiosa.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu comentario, Gerardo! Y gracias también por entender esta situación. No es fácil, es luchar contra corriente en un país que no reconoce el maltrato animal como delito mayor; que un perro esté hasta los huesos aunque tenga dueño o que un gatito no tenga la atención adecuada deja de tener relevancia para una sociedad que está acostumbrada a mirar todo con indiferencia. Son escasos (¡somos escasos!) aquellos que no soportamos tanto dolor, que entendemos que esos animales no tienen la culpa de tanta falta de conciencia que existe entre la gente, muchas veces, como lo mencionas, con doble moral; personas que se jactan de ser movidas por la fe, la misericordia, el amor al más débil y van por la vida poniendo veneno en cada esquina para ver si se muere el perrito que rompe las bolsas de basura buscando algo de comida o que le lanza agua caliente o fría al gatito que se mete a su patio en busca de refugio. Es un panorama triste pero real y no quiero formar parte de eso. :(

      Eliminar
    2. Hace un par de meses encontré a un perrito echado en la puerta de mi casa, bajo la sombra de un pino que abarca toda la banqueta y da una fresca sombra, estaba en los huesos, lo alimenté y lo curé de unas heridas que parecían mordidas, no lo metí a mi casa pero el perrito llegaba diario en las tardes a recibir su racíón de croquetas e isodine para curarle las llagas en la cara y patas, lo dejé de ver un tiempo y una vez lo ví bastante repuesto junto a otros perros callejeros.

      Un día llego con parte de su cadena prácticamente pegada a su cuello, tenía la piel viva y la cadena encarnada, estaba en los huesos y lleno de garrapatas en la cara.

      Me hizo llorar, lo metí a la casa y con muchos esfuerzos y dinero, lo pude salvar de una muerte segura, desafortunadamente no pude quedarme con él, tengo otros 2 perros, un gato y una iguana y no puedo hacerme cargo a tiempo completo de otro animal, llamé a una sociedad protectora de animales y se los entregué.

      Según yo hice lo correcto, preferible así que salvarlo de nueva cuenta para al rato verlo morir de hambre, maltrato, atropellado, envenenado o a patadas.

      Al igual que tú, si tuviera todo el dinero del mundo, fundaría una casa hogar y les daría todo mi dinero y mi cariño a todos esos animalitos que no saben lo que es una caricia o un platito caliente de comida.

      Te sigo desde ya, a mi me pasa algo parecido y me identifico mucho con las cosas que escribes, me gusta todo eso que a nadie más le interesa.

      Saludos chica, nos estamos leyendo.

      Eliminar
    3. Fue un acto maravillo, sin duda. Yo estudié Medicina Veterinaria por casi tres años, después me di cuenta de que no era precisamente mi vocación, pero mi intención principal era esa, ayudar a esos seres indefensos. Desde pequeña soñé con tener un refugio de animales donde podía albergar a todos aquellos animalitos callejeros; claro, soñar no es lo mismo que hacer algo realidad. Para mi, ese pensamiento era muy bonito y muy idílico, ahora que tengo acceso a la red y me paso de ves en cuando por Facebook y veo las fundaciones de animales que tienen que lidiar (y batallar) con deudas, mascotas abandonas enfermas, etc. me doy cuenta que es una tarea titanica. No es el trabajo de una sola persona sino de docenas, y todas y cada una deben de poner horas de su tiempo libre para ayudar a estas criaturas. Ellos sí que merecen todo mi respeto y admiración, porque ahora que miro en retrospectiva me doy cuenta de que yo no hubiera sido capaz de hacer una labor tan grande como las que ellos hacen; el dolor no me hubiera podido hacer continuar.

      ¡Un saludo a ti también! :)

      Eliminar
  2. Hey there! I just want to offer you a big thumbs up for your
    great info you have got here on this post. I will be coming back to
    your site for more soon.

    My homepage; trading signals

    ResponderEliminar
  3. You're so interesting! I don't suppose I have read through a single thing like that before.
    So nice to find another person with a few original thoughts on this subject.

    Seriously.. thank you for starting this up. This web site is something that's needed on the web, someone with a bit of originality!

    Here is my homepage; easy money making online

    ResponderEliminar

¡Gracias por dejar tu comentario! :)