7 ago. 2013

Que muera el verano, que venga el invierno y así...

Con ganas de comprar una silla
así e hibernar hasta noviembre.
Me gustaría escribir un post mega profundo aquí mismo y contar varias cosillas que de verdad me interesan pero ¿saben qué? Estoy hasta el tope del verano y deseo de todo corazón que se muera ya. He intentado durante un mes escribir, pero el clima me parece detestable, mi intolerancia hacia todo sube a niveles alarmantes y mi inspiración se bloquea completamente así que… me rindo.

Nada de post hasta el otoño; hasta que empiece a refrescar y las hojas se caigan de los árboles y la pesadez de la gente ahí afuera no sea tan fuerte, y yo pueda tener un horario más respetable para escribir, y los pajarillos vayan a hibernar (¿los pájaros hibernan?) y el recibo de la luz no llegue tan caro. Hasta entonces regresaré.

Por eso no me gustaría dedicarme a la escritura, como profesión, porque soy muy mala para escribir cuando el clima es pésimo y tengo mil ideas rondando mi cabeza pero no puedo verterlas en palabras porque todo apesta y todo es pegajoso y el ventilador sólo escupe aire caliente y dos litros de agua al día no logran saciar la sed y el sol quema el asfalto y la gente se pone de mal humor y yo tengo que atenderlos con la cara más neutral y el tono más paciente del mundo y al llegar a casa sólo quiero olvidarme del mundo, su verano y el pésimo humor de la gente (incluyendo el mío).

Umi, mi perrita, tiene calor y se desespera; siente que se asfixia. Maru está enojado porque le cortaron el pasto de Narnia y no le avisaron. Se ha negado a ir a cazar desde entonteces. Y las luciérnagas que poblaban el lote baldío de enseguida se fueron a buscar nuevos horizontes. 

¡Equis a todo! >_<

Por otro lado, creo que no he hecho muchas cosas productivas; sobre todo porque no me apetece moverme. Una de las cosas más maravillosas que hice —y lo único que salva a este verano de ser el peor verano ever— fue ver Firefly, esa serie cancelada hace 11 años de sólo 14 episodios que jamás pensé ni tantito que me iba a gustar. Es una preciosidad. Suelo amar muy pocas series en mi vida, pero esta ha quedado en el Top 5, y será muy difícil que alguien logre sacarla de ahí. Tenía pensado 16 post especiales para esta serie pero ¿con este calor? No gracias, volveré a ver los episodios en otoño/invierno y entonces sí, habrá spam de Firefly en un miniblog que abriré. :)

He estado leyendo libros, eso sí. Estoy a punto de terminar The Neddiad: How Neddie Took the Train, Went to Hollywood, and Saved Civilization de Daniel Pinkwater y después seguiré con un ebook cortito que, si de verdad lo termino, se convertirá oficialmente en el primer libro en formato digital que consigo leer; y eso es decir muuuuucho. He intentado escribir fanfiction pero noporoló, no sale nada así que he botado tres fics que ya estaban empezados y tendrán que esperar a septiembre para ser concluidos.

En fin, que ahí está mi tragicomedia. Me declaro en huelga hasta otoño y este blog estará así, en estado recesivo hasta entonces. Mientras agosto se va muriendo (¡muerete ya!) yo seguiré leyendo libros y trabajando y pensando en todo lo que me gustaría escribir cuando el calor pase y la pesadez del ambiente se libere un poco y la navidad se huela en el horizonte y un cometa gigante surque el cielo.

Por lo pronto llenaré mi Tablet de películas y series y mi librero de Aldiko con libros digitales hasta que quede rebosando. Seguiré muy activa en Twitter y Facebook (más en el primero que en el segundo; y probablemente Tumblr estará por encima de cualquiera de esos dos) sobre todo porque no se necesita tanto esfuerzo para decir un par de palabras medio coherentes. xDDD Así que, si me buscan, ahí estaré.


Mi paraíso desierto está hibernando, cambio y fuera. 

1 comentario:

¡Gracias por dejar tu comentario! :)