19 jun. 2014

Pero mira cómo beben los peces en el río...

A ver, ando muy tarada últimamente. Pensé que lo del clima no podía empeorar pero empeoró y yo no estoy aquí para llorar ni ustedes para escucharme pero miren, en algún lugar tengo que verter todo me sarpullido, mi sudor y mi deshidratación ¿verdad? Así que este es el lugar elegido xD.

Mi Twitter generalmente lo actualizo cada pocas horas durante todo el día y tecleo como si mañana se fuera a acabar el mundo y yo misma soy la encargada de anunciarlo, pero en esta temporada de temperaturas elevada hoy luce abandonado. Una o dos actualizaciones al día y con eso me basta para terminar asqueada de todo y de todos (incluyéndome yo, claro). De Facebook no diré nada porque mi Facebook siempre está semi abandonado y ciertamente poco me importa actualizarlo, porque sinceramente nunca he sido muy fan de esa red social. Eso sí, de vez en cuando me apetece echar un vistazo a mi muro porque oye, seré asocial y todo lo que yo diga pero mis familiares y conocidos me importan, aunque tenga (casi) un nulo contacto con ellos.

Pasemos a cosas más dolorosa: me duelen los dientes, dramita. Tocará visita con el dentista la próxima semana sí o sí; y más o menos ya sé lo que me dirá, lo cual sólo consigue darme una pereza del tamaño del Everest. Me dirá que mi dentadura está sucia porque no me he hecho una limpieza dental desde los tiempos en los que Jesucristo caminó sobre la Tierra; que tengo las muelas del juicio estorbando a los demás dientes, lo cual está generando un daño irreversible a los dientes vecinos. De paso dirá que todas mis muelas están llenas de caries y que eso se debe a la pésima higiene bucal que tuve en mi infancia por lo que ahora me toca pagar las consecuencias (eso me pasa por mensa y estoy dispuesta a reconocer esos errores). Probablemente también me llamará la atención por rechinar los dientes y morderme las mejillas interiores cuando estoy nerviosa (que es siempre y a todas horas), y me dirá que mi dentadura está débil como las conchitas descalcificadas que aparecen en los anuncios de Colgate, además aconsejará que tendrá que hacerme alguna endodoncia y en dos semanas tendré las mejillas inflamadas y no podré comer ni beber nada para sobrevivir. DRAMA, DOLOR, SOLEDAD, CALVARIO, ANSIEDAD ANTICIPATORIA. ó_____ó

Ahí dejo mi berrinche.

Por otro lado, tengo que confesar que he sido débil y he matado a Lord Cerdi antes de tiempo. No sólo eso, también me he comprado dos libros con el dinero que le saqué de la barriga. Soy débil xD. Por suerte mi mamá me ha comprado otro cerdito, más grandecito que Lord Cerdi y seguiré con mis ahorros. Eso sí, nada de monedas de $1 y $2, es un horror de proporciones épicas contarlas y llevarlas al banco. Ya en otro post mencionaré los libros que he comprado. Supuestamente el paquete llega este sábado pero no me lo creo hasta que lo tenga en mis manos. Uno de esos libros (el de George R. R. Martin) es muy difícil de conseguir y mueroooo por leerlo. Habla de un anciano bebedor de cerveza, vegetariano que viaja en una nave espacial de 30 kilómetros acompañado de un montón de gatitos a los que adora. Ciencia ficción pura y dura, dicen por ahí, ¿a dónde firmo para leer eso? :). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejar tu comentario! :)