5 sept. 2014

Despiértame cuando septiembre termine...

De verdad, estoy intentando entrar a la recta final del verano con el mejor de todos los rostros pero oye, este calor me pone difícil el buen humor y la sonrisa, ¿eh? xD Además, quiera uno o no, el trabajo cansa y si se trata de madrugar el cansancio es doble y después no me quedan ganas ni de barrer la banqueta de mi casa. Pero vale, es lo que hay y lo acepto. Ahora que nos ha caído el mes patrio me está dando una flojera indescriptible todo septiembre en general. Si no fuera porque dos de mis tres series favoritas estrenan temporadas estas próximas semanas apagaría de una vez lo que resta del año y nos vemos en enero del 2015 y tal; cuando el caos decembrino se disipe en mi ciudad.

Respondiendo a la pregunta que me hicieron en el post pasado: Síp, ya he visto la película “Bajo la misma estrella” y me ha servido para entender por qué razón el libro no me resultó demasiado extraordinario (aunque más o menos ya lo intuía). La adaptación al cine me gustó definitivamente más que el libro por el simple de hecho de que ahí vi lo que sentí que John Green no me pudo trasmitir con su novela por la perspectiva que me estaba mostrando. Es extraño de explicar, pero podría decirse que la sencilla narrativa impresa en esas sus páginas no profundiza demasiado en sus protagonistas a pesar de que es uno de ellos quien nos narra la historia; y eso le resta algo de empatía a la hora de conocerlos. Esto es previsible, lo sé, por el mismo motivo de ver todo desde el punto de vista de Hazel; pero si bien la película también se mueve por ese lado y es ella quien nos lleva de la mano por esta tragedia épica moderna que le tocó vivir, es el desbordante carisma que le imprime Ansel Elgort a su personaje, junto con la obstinación que demuestra el personaje de Shailene Woodley ante lo que le ha tocado pasar, lo que da como resultado una combinación maravillosa y una química perfecta que sin lugar a dudas termina derramándose por la pantalla y aplaudo mucho eso. Así que si me dieran a elegir entre ambas cosas elegiría la película sin pensarlo demasiado y no me molestaría en lo absoluto verla tres o cuatro veces más para llenarme de esa cursilería juvenil y melosa por puro placer absurdo :D. Así que, por una vez en la vida, agradezco haber comprado la edición con la portada de la película y no la original (¿pero quién me entiende? 8D).

Y sí, ya mencioné que este mes se estrenan temporadas de Sleepy Hollow y Castle pero ¡OLA KE ASE! Yo aun no termino las temporadas anteriores y me loleo mucho de mí misma xD. Adoro las series pero me da una flojeeera ponerme al corriente… y el calor no ayuda. Mejor me quedo aquí hasta que la situación se regularice. Mientras tanto seguiré procrastinando como dios manda y navegando por la deepweb hasta que se me cierren los ojitos de sueño. ;) 

5 comentarios:

  1. Vale, has hecho todo tal y como yo lo hice: 1) Leer la novela 2) Ver la película. Pero te falta el paso definitivo: 3) Volver a leer la novela. Sé que suena estúpido pero créeme cuando te digo que funciona.

    Como te expliqué en el otro mail (de hecho, este también iba a ser un correo pero a Gmail le apetece comportarse como perra desde hace 8 horas y telita… xD), es la única vez que he tenido que seguir estas pautas para que una novela me guste, así a secas. Lo encuentro absurdo, eso sí, pero ya sabes que al igual que tú John Green era para mí el tipo de los videos entretenidos y me emocioné como mono cappuccino cuando anunció que harían una adaptación cinematográfica de una de sus novelas, ¿y cómo no emocionarnos si llevamos ya cuatro años mirándolo la cara en la pantalla de la PC? Claro que uno aplaude sus logros y se enternece con la excitante emoción de la notica, aunque conozcamos tanto de su vida literaria como conocemos la física cuántica de Einstein. Esa es la necesidad, querida amiga, de intentar que nos guste su novela. Y hablo de novela en singular porque no me apetece fumarme otro libro de él los próximos años or something like that, mira que no 8D.

    Pero Bajo la misma estrella es diferente. Es distinta desde el momento mismo en que los “no fans” fuimos testigos de la noticia de la película, la selección del casting, la filmación, la producción y finalmente el estreno. Conocimos el entorno, nos reímos de las estupideces y las bromas del reparto, las experiencias absurdas, etcétera. Fuimos parte de esa pelí porque John Green así quiso y ¡carajo! Qué bonito se siente, ¿no? Por eso cuando fui a verla al cine me sentí como una #proudmama, porque a esas alturas el sueño de Green ya era nuestro sueño. Apuesto a que así te sentiste. :)
    Dejando eso de lado, John Green sigue sin pasarme como escritor: demasiado simple (de sencillo, no de ridículo), demasiado al grano, demasiado juvenil. Y sí, sí, digan lo que digan yo a mis 27 años me siento JÓVEN, faltaba más. :DDD Pero basta con ver mi blog para que te des cuenta de que lo mío, lo mío, no son las novelas juveniles, ni Coelho, ni Benítez. Así que su libro no quedará ni entre mi Top 10 (ó 20). Me va más lo policiaco, el terror, el thriller, la fantasía épica, etc. Supongo que lo has de haber deducido sobre mi experiencia con Las ventajas de ser invisible; nuestras opiniones fueron muy parecidas. Y lo mismo me pasa con Green, sus personajes jamás logran una tridimensionalidad porque no nos cuentan más de lo necesario. Eso no es malo, claro que no: Tolkien tenía sus pegas fuertes con este aspecto y es el único motivo por el que las novelas de Sanderson o Martin las disfruto más que las suyas (¡HEREJÍA CONTEMPORANEA! XD). Algo personal, vale; porque al igual que tú tengo graves problemas para empatizar con las personas y si nos trasladamos al mundo de la literatura y no ahondas en el interior de los personajes principales pues vaya mierda, el libro me resultará pesadito a veces y superficial por otros.

    Suficiente. Fue después de que llegué al tercer paso cuando por fin fui capaz de dar mi opinión personal a un libro que, por mero respeto al autor/vlogger, merecía estar en mi blog. Me gustaría que tú hicieras lo mismo pero el asunto pega más fuerte si dejas pasar algunas semanas o meses entre el visionado de la peli y la segunda lectura. Quisiera leer de ti una reseña monísima como la que has escrito para Un mundo feliz y El fantasma de la ópera, chuladas de clásicos que ya he leído gracias a tus reseñas. Ojalá seas capaz de plasmar así (con aciertos y errores) un libro que no pretendía demasiado y que aun así se convirtió en un superventas del New York Times. La pregunta es ¿por qué? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por todo lo que mencionas! Lo tomaré muuuy cuenta. Te responderé por MP en LJ y así aprovecho para mandarte el fic que te mencioné. También te iba a responder en Gmail pero no se envía, se guarda todo en Borradores :| Por otro lado espero que no hayas tenido problemas en dejar tu comentario por aquí. Blogger también anda en plan simple desde hace 48 horas y publica todo cuando le da la gana... Y con lo poquito que me gusta la tipografía que han puesto en mi blog. Me da repelus xDDDD.

      Eliminar
    2. PD: ¡SALUDINES! A ver si Gmail se deja de andar de tonto y puedo mandarte el fic de Silver Spoon para que me lo revises en plan betareader!

      PD1: En el último correo que te mandé indexé los enlaces que te mencioné en LJ. El primero es el de los recursos literarios y el segundo los gramaticales.

      PD2: ¿VACACIONES DE ESE LADO DEL MUNDO? ¡FELICES FIESTAS PATRIAS POR ALLÁ! Que te la pases de maravilla y diviértete ¿Okay? :D

      Eliminar
  2. Hola Linda, descubrí tu blog hace unas 3 semanas, no soy mucho se seguir blogs pero me ha llamado mucho la atención tu forma de escribir y tu talento innato para las fotografías. Yo estudié 4 años de diseño gráfico y las fotografías nada más nunca se me dieron. XD Yo comparto tu afición/pasión a la lectura. De momento tengo un crush con Juego de Tronos y los Juegos del hambre. En fin que procuraré hacer mas comentarios cuando ande de chismosa por aquí. Yo soy del D.F. y al leer tus experiencias y peripecias al tratar de hacerte con títulos de los libros me ha dado vergüenza acordarme de todos los berrinches que he hecho al no encontrar algún libro que me guste por que esa portada esta fea o porque no es de pasta dura o que si esa editorial no es la que buscaba. Acá hay muchas librerías inmensas, cuando entras no sabes ni que comprar. De mis favoritas están Gandhi y El Péndulo, y ya como último recurso acudo al Sótano. Si llegas a venir definitivamente debes de visitar esas librerías, Sanborns se queda muy muy corto. También he encontrado buenas páginas de face donde hacen intercambio o venta de libros de segunda mano, algunos baratos otros no tanto. Ahí me hice con el primero de juego de tronos en $200 pesos que si bien no era pasta dura fue prácticamente un regalo :p

    Saludos n_n

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu comentario, Melissa!

      ¡En mi ciudad ni tenemos librería! El centro comercial es el único lugar donde podemos buscar libros y es un HORROR. No hay variedad en lo absoluto y generalmente los libros los rematan por tal de que se vendan (menos los bestseller, Juego de Tronos sigue costando $400 por tomo xD). Jamás había escuchado la tienda El Péndulo, ¿eh? Un nombre más a mi lista de tiendas literarias :D El Sotano sí; de hecho El fantasma de la ópera lo compré por Internet ahí. La mayoría de los libros que compro suelen ser de Gandhi o Sanborns. La ventaja de Sanborns es que el envío me sale gratis miércoles y jueves, lo malo es que, como tu mencionas, al ser una tienda departamental pues se queda corto en cuanto a variedad. Buscaré páginas de Facebook para intercambiar libros, suena interesante. Me apetece mucho ponerme a leer Los juegos del hambre y aun no decido si comprar el pack de los 3 libros o comprar uno y ver si me interesa la trama para continuar con los otros dos. Un draaaama. :D

      ¡Saludos de regreso! :))))

      Eliminar

¡Gracias por dejar tu comentario! :)