11 dic. 2016

"Cause if you knock knock me over, I will get back up again"

Plaza Galerías (Mazatlán, Sinaloa).
¿Hola? ¿Alguien vive? No recuerdo exactamente cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que me senté frente a mi laptop a escribir para mi blog. Últimamente apenas tengo tiempo para sentarme y descansar un ratito. Pero anyway, algo habrá cambiado desde esa última vez que nos vimos las caras y ya no sé si para bien o para mal. El motivo de mi ausencia también fue porque estaba pasando por una racha muy fea de ansiedad que me estaba carcomiendo por dentro de una manera alarmante y enferma, así que he regresado con la Flouxetina y ahora mismo estoy muy en la gloria de todo, al grado de decir que Trump me hace los mandados en mi casa desde que fue electo presidente en una de las naciones más surrealistas del mundo. Así de feliz estoy. God bless America, al tío Sam y a la madre que los parió a todos.

También es verdad que últimamente ya no sabía ni qué demonios poner aquí sin resultar redundante y prefiero, no sé, hacer un post en Instagram algo breve platicando cosas random que pasan en mi vida diaria antes de quemarme la cabeza pensando en algo más largo por aquí, sin recalar mucho en la edición y en la imagen. Y está resultando bien. Así que si alguien se quiere pasar por ahí para ver de qué va mi vida (si es que acaso a alguien le interesa), pues adelante, abajo dejaré el link de mi perfil. Siempre he dicho que nunca abandonaré este blog mientras viva (él o yo) y es una promesa que siempre estará en mi mente. Sin embargo, desde que me he integrado en la vida cotidiana de la gente normal tener un blog y actualizarlo una vez por semana no es una tarea fácil, pues el proceso me mata tiempo, fuerza y posiblemente neuronas. Así que tampoco quiero provocar más estrés del necesario. No es una prioridad. Por eso ahora trato de llevarme las cosas con calma, sin quebrarme mucho la mente en el proceso. Por eso mismo los post en el blog son más errados que de costumbre y están tan espaciados en publicación unos de otros. Es lo que hay y es lo que tengo para ofrecer. Siempre he pensado que mis escritos son muy independientes unos de otros y raramente están ahí para ser leídos un determinado día de la semana. Creo que si alguien se los topa por casualidad en el buscador de Google y disfruta mi opinión de algún libro, película, serie o anécdota para mi es totalmente válida su publicación y con eso me basta. Así que no creo que el panorama cambie en un futuro cercano. El blog jamás quedará abandonado totalmente. Regresaré cuando crea que tengo algo que contar, pensando que quizá, algún día, a alguien le podrá interesar. O no descarto hacerlo también como mera diversión. Hacer un tag que vea por la red o algo por el estilo. Puede ser mañana o el próximo mes. Pero de vez en cuando habrá algo por aquí. Quizá algún día tenga más tiempo disponible para mi y para el blog para poder regresar a la rutina y publicar con una mayor regularidad, tal y como lo hice en los viejos tiempos. Siempre habrá un mundo de posibilidades y no pienso renunciar a ellas.

Por el momento quiero pasarla bomba esta temporada navideña aunque estoy muy segura que terminaré agobiada hasta la médula para cuando llegue enero. Pero muy poquito me importa eso, porque también en enero se estrena la cuarta temporada de Sherlock y yo ya estoy comiéndome las uñas hasta la raíz. Mientras tanto seguiré viviendo al día, y de paso me atascaré con series de Netflix y dramas asiáticos hasta que se me cansen los ojos y me haga más miope de lo que ya estoy porque carpe díem y todo eso.

NOTAS ADICIONALES:

  1. Mi opinión de The K2 ya está escrita por completo. Sólo me resta hacer la edición final y publicarlo antes de que termine el año.
  2. Le tengo muchas ganas a Black Mirror.  
  3. Estoy enamorada de mi Samsumg J7.
  4. Aquí está mi cuenta de Instagram @lindakml88
  5. Últimamente me ha nacido un poco de amor propio y no sé exactamente por qué.
  6. Quizá la Flouxetina tiene algo que ver.
  7. No sé si lo mencioné por aquí en algún punto pero tengo un perrito de año y medio llamado Deimos y un gatito de 11 meses llamado Denver.
  8. ¡FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO NUEVO!
  9. EL INVIERNO ME SUBE MUCHÍSIMO EL ÁNIMO.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejar tu comentario! :)