7 dic. 2007

Danna, Dylan... y Danny

(En el post anterior dije que el siguiente escrito seria dedicado a Bush, pero mejor me espero a que deje el poder).

Los nombres del titulo del blog no son de algunos trillizos, aunque todos empiecen con D.

Esta navidad estará un poco tristona, más que otras navidades y otros años, pero sucede que así son las cosas. Andan políticos diciendo por allí que la crisis "no se siente en México", no creo que tengan derecho a decir eso tomando en cuenta cuanto dinero reciben ellos.

La razón de mi navidad medio amargada se debe a que se suponía que conocería a uno de mis nuevos sobrinos, desafortunadamente la vida juega malas pasadas y hay ciertas cosas que no suceden cuando uno lo quiera, no podre conocerlo, quizá dentro de algunos meses... o el próximo año.


Mis sobrinitos: Danna Valeria de 7 meses y Dilan Andree de 10 meses.
Hijos de mis primas Hilse e Hiriam respectivamente. ¿Acaso no son hermosos? *¬*

Dilan Andree nació en Febrero, la navidad pasada mi prima Hiriam ya no aguantaba la tremenda panza que tenía y el nene daba patadas a cuanta mano se posaba en el vientre de su madre. Ahora, es un hermoso bebé de 10 meses con los ojos más tiernos que alguien pueda imaginar. Lo amo y ni siquiera lo he visto en persona pero cada puñado de imágenes que recibo me sirve para darme una idea de su carácter, su personalidad y ese tremendo carisma que posee.

Danna Valeria nació en Mayo, cerca de mi cumpleaños y es hija de Hilse, hermana menor de mi prima Hiriam. Danna es toda una hermosura, con sus expresivos ojos y esas hermosas pestañas, nada malo puede salir de ella. Es la representación más exacta de la ternura. Toda una princesa con una mirada que en un par de lustros levantara más de una revolución por tener lo que quiera a sus pies. No faltaría decir que sus papás y sus abuelos la adoran (y sus tíos también xD).

De izquiera a derecha: Linda (o sea yo xD), Hiriam (mamá de Dilan),
Carolina (mi hermana mayor) e Hilse (mamá de Danna)
brindando (con Coca-Cola) en la casa de los abuelos.
Navidad de 1993.
Ellos no son mis primeros sobrinos (de hecho soy tía desde antes de nacer xD) pero Danna y Dilan son especiales para mi ya que tanto Hilse como Hiriam crecieron junto con mi hermana y junto conmigo. Compartimos muchos de nuestros recuerdos de infancia y adolescencia. Las vacaciones en la casa de la abuela, las huidas al campo, los viajes a el puerto de Mazatlán, los gustos por los mismos grupos, música y series de televisión, en todo eso hemos sido compatibles y disfrutábamos cada día que pasábamos juntas y cuando nos separábamos contábamos el tiempo que faltaba para nuestro siguiente encuentro o travesura. Realmente tuvimos una buena infancia. Lo mejor eran definitivamente aquellas eternas navidades. Ahora que estamos en esta época no hago otra cosa que regresar al pasado y revivir aquellas fiestas y regalos que hicieron de esos tiempos los más felices de mi vida. Espero que Dilan y Danna puedan disfrutar también de esa eterna amistad durante los próximos años.

------------------------------------------------------------------

Al que si tuve el enorme gusto de conocer (y la razón principal por la que estas navidades valieron la pena) es a este pequeño costalito de huesos. Su nombre es Danny (así, no es diminutivo de Daniel y solo tiene ese nombre) nació en Agosto y no es mi sobrino sino mi primo, este es por parte de la familia de mi papá. Y no, mis primas y la mamá de Danny NO se pusieron de acuerdo para que sus hijos llevaran nombres con la letra D... fue mera coincidencia.


Mi mamá con Dannyto en brazos, el más pequeño de mis primos.
Es sencillamente HERMOSO. Es curioso pensar que hace apenas
poco más de dos decadas era tambien mi
mamá la que cargaba a mi tío Danny en brazos xD.

Danny tiene actualmente 5 meses y es una madeja de risas. Basta con mirar una cámara fotográfica para tomar su mejor pose como todo un modelo, y por desgracia es después de ver el flash cuando sonríe. Por lo que aun falta entrenarlo un poco más.

Danny también es especial para mi. Es hijo de el hermano más pequeño de mi papá. Tanto él como mi mamá solían cuidar a mi tío cuando mis abuelos no podían o trabajaban. Lo cuidaban tanto tiempo que mucha gente de nuestra pequeña ciudad creía que el niño era hijo de mis papás y no de mis abuelos, de hecho más de alguna vez se confundieron con los apellidos.

A Dannyto una tia mia lo llama "el americano" nació en Baja California Norte. Nosotros lo llamamos Dannyto, para diferenciarlo de mi tío que tiene el mismo nombre.

Mis tíos llegaron de sorpresa con Danny Jr. el sábado aquí a casa. No los esperábamos. Nosotros hemos intentado encontrarle al bebé algún parecido a miembros de la familia pero nadie sale convencido. La verdad es que yo juro que se parece a mi tío Danny de pequeño, a las pruebas me remito...


Cuñados.
Mi tio Danny en brazos de mi mamá hace ya algunos años.
Atras aparece mi tio Victor, tambien hermano de mi papá.
------------------------------------------------------------------

En fin, estas personitas son las que nos dan ánimos a mi y a mi familia para seguir viviendo. Son esos seres indefensos a los que uno siente que les debe la vida y mucho más. Son tan pequeños y fragiles que me gustaria que no les molestara el mundo, que todo cuanto son y representan se mantenga protegidos por algo o por alguien... espero que en estos tiempos de crisis, matanzas, guerras y narcotrafico puedan disfrutar de su niñez más de lo que yo la disfrute.

Ese es mi deseo de navidad. Un mejor futuro para ellos, lleno de dulces sueños y nuevos juegos . Que no crezcan en un mundo indiferente. Quiero que tengan la oportunidad de soñar con helados y caramelos o con cartas de cumpleaños y atardeceres como único futuro.

Que nadie se atreva a corromper estos ojos sensibles e inocentes. Que aprendan a saber que otro mundo es posible, solo es cuestión de dar el primer paso.


¡¡¡ FELIZ NAVIDAD!!!
(por si no me paso por aquí estos dos días)

1 comentario:

¡Gracias por dejar tu comentario! :)