24 sept. 2013

Post random de septiembre con emoticones y todo muy loco.

Dice Maru que viene en son de paz.
No le crean.
Digamos que me apetece muchísimo escribir mil cosas y no me sale ninguna. Quizá eso, en el mundo de la escritura, tiene nombre pero me dan tanta pereza buscarlo que mejor dejémosle así. Pretendamos que mi inspiración con todas las musas que alguna vez pudieron resguardarse ahí se ha ido a buscar nuevos horizontes; más bonitos y menos cabezotas que yo.

Primero dije que no escribía porque tenía calor, y yo con calor no puedo vivir (mis neuronas montan un suicidio colectivo muy fuerte que no se lo deseo a nadie), y ahora que tengo un huracán categoría 1 sobre mi cabeza, una frazada cubriéndome el cuerpo, una quietud indescriptiblemente reinante en toda la ciudad, los abanicos apagados y Dante luciéndose de lo lindo junto a mi taza de café colombiano humeante y calientito, mi cerebro y mi inspiración deciden montar una huelga monumental que haría estremecer a los maestros del CNTE.

En estas situaciones no sé qué hacer. El hecho de no escribir nada durante tanto tiempo me desespera y me sale urticaria en el cuerpo y el alma. Tengo ideas para plasmar, muchísimas ideas, pero todas ellas están recreando un drama épico en mi cabeza y taladrando mis ganas de escribir. No es tan fácil. Es desesperante, es horroroso;  y usualmente me doy por vencida fácilmente. Escribo un par de líneas, las elimino veinte veces y cierro el procesador de textos. Por eso este post no tendrá sentido. Desde que escribí el primer párrafo hasta llegar al tercero ya han pasado dos días. El sol ya salió y mi taza de café ha sido sustituida por un vaso de agua helada. Para cuando este post esté concluido y publicado habrán pasado otro puñado de días más. Así suele suceder casi siempre.

Pero ya es suficiente ¿vale? Ha sido demasiado descanso, pereza y procrastinación repartidas en partes iguales y pienso que ya basta. Mi propósito de Año Nuevo era precioso: escribir un post cada semana. Nunca logré que fuera así, pero escribía tres post al mes y todo era perfección hasta que la primavera y el verano hicieron acto de presencia y los arcoíris surcaron el cielo mientras las mariposas brillaban por los campos y mi humor se fue por la cañería la mañana siguiente. Detesto el verano en Sinaloa; siempre lo he mencionado. No sólo no me gusta, sino que me enferma, me deprime y me mata todas las ganas de seguir escribiendo, pero ¿ven eso que se ve en el horizonte cercano? Es el otoño, con su 22 de septiembre bajo un brazo, y su secadora asesina de hojas bajo el otro. Sé que es un cliché, sé que es de catálogo, sé que es una ternura… y también sé que es mentira. Ya sé que en otoño hará tanto calor como en verano —quizá más—, que no todo será color calabaza y hojas de maple secas sobre árboles de mango (what?!) y un chocolate caliente a un lado de la chimenea (¿cuál?) mientras leo un libro cursi y romántico. Ya sé que eso sólo sucede en las películas y en Canadá, donde el otoño sí existe y se toman las fotografías preciosas que adornan los calendarios en estos meses. Aquí en Escuinapa esta estación del año sólo es una expansión de un juego mediocre llamado Verano, pero quiero pensar que no es así. Quiero creer que el calor remitirá un poco y podré dormir sin el aire acondicionado y sentir frío. Eso para mí sería fantástico. Por lo pronto quiero volver a escribir, quiero volver a la rutina. Estas son un par de cosas que me apetece retomar muy pronto.

UN POST A LA SEMANA: Sí, porque la vida era maravillosa cuando llevé esa rutina a principios de año. Actualizaré lo que sea, aunque sólo signifique poner una fotografía o algo breve sobre un tema en concreto; el objetivo será actualizar aunque sea poquito.   

MEMES: Conseguiré un par de memes (en Knowyourmeme.com hay muchísimos) y de esa manera no todos los post del blog tendrán una temática seria y, de una u otra forma, servirán para salirme de la rutina sin resquebrajarme mucho la cabeza en el proceso. En Facebook comencé un meme hace ya varios meses pero jamás lo completé, (porque así de poco persistente soy yo, y con lo poquito que me gusta Facebook, pues xD). Pienso reunir los pequeños post que escribí ahí, agruparlos en una entrada y publicar los otros poco a poco aquí en el blog; de esa manera me obligaré a terminarlo. Aquí también he dejado otro inconcluso que pienso retomar.

FANFICTION: ¡Me fascina escribir fanfictions! ¡Me encanta, me apasiona, me divierto como una enana! Pero así como soy capaz de escribir un one-shot de golpe soy capaz de votar otro con la misma rapidez. No es que la inspiración se me vaya, para nada. Lo que pasa es que al poco tiempo me resulta frustrante notar que ya no puedo continuar con la narrativa porque termina sonando redundante, cansina, lineal y plana; yo detesto con todo mi corazón que eso suceda. No les miento, ahí afuera existen personas que escriben A DIARIO fics de una forma maravillosa y creíble; a mí nunca me sucede eso. Cómo les envidio. >__<

Vale, este fic es para la víspera de Navidad pero lo empecé a escribir en junio.

Para escribir fanfictions necesitan estar dirigidos a un fandom en concreto. Mi problema principal es que yo jamás en la vida he podido permanecer con dos fandoms a la vez, es decir, no pudo amar dos series/películas/mangas y a sus seguidores al mismo tiempo; cada uno debe tener su propio espacio y su propio tiempo, que pueden ser un par de días o un puñado de meses (¡ajá!). Escribí varios fanfictions de Fullmetal Alchemist mientras estuve leyendo el manga y disfruté demasiado haciéndolo porque fueron historias espontáneas que terminaron gustándome precisamente por su sencillez. También quiero retomar eso. Porque, dicho sea de paso, escribo para mí; si en el proceso hay alguien por ahí afuera que se topa con mis relatos y le gustan ¡pues bienvenido sea! :) No pretendo escribir grandes historias con una prosa complicada, sino cosas sencillas y fácilmente digeribles. Tengo por ahí un par de borradores de fics inconclusos de FMA, Sherlock y Firefly. Esta última es una serie con la que me topé en el verano; ha sido todo un tesoro precioso y, así de golpe, he escrito seis fanfiction (de los cuales, cuatro están sin terminar; porque yo voy por la vida así, sin terminar cosas xD). También me apetece crear una rutina para continuarle dedicando tiempo a este pasatiempo tan maravilloso y volver a subir unos fics a Fanfiction.net que ya están previamente revisados, (porque las versiones definitivas que subí allí contienen algunos horrores ortográficos que harían llorar a Neruda). Y tal vez, por fin entonces, termine de una vez por todas de abrir la sección superior de Fanfiction en el blog. :P

TV: Bueeeeeno, para ser sincera no recuerdo cuándo fue la última vez que encendí la televisión. De hecho, hace más de un año mi hermano y yo les dijimos a mis papás que tenían permiso de sacar la TV de nuestra habitación porque ya no la veíamos y sólo estaba ocupando espacio. Mis padres donaron esa TV y la de la sala (que tampoco se usaba) a unos familiares y conocidos y sólo se quedaron con la que está en su recamara y que sólo ellos ven. Aún recuerdo vagamente lo mucho que detesta los comerciales y el contenido en decadencia que mostraban canales como The History Channel. Soy una exagerada y una drama queen, lo sé; ya sé que la televisión aun muestra contenido bastante respetable; es sólo que me da pereza buscarlo :P. Ahora, sí quiero ver un documental o una serie de TV o una película, la busco directamente en Internet. Más práctico y mucho más accesible.


Admito que NO soy una chica de series de televisión ¿vale? Pero últimamente he decidido seguir un pequeño número de shows, y el hecho de que sea septiembre le añade diversión al asunto: mañana se estrena la sexta temporada de Castle y estoy emocionadísima (de hecho hoy se estrenó en Canadá y ya tengo el episodio en mi Tablet listo para verlo :). Nunca pensé ni por un momento que me fuera a apasionar tanto, pero ver la evolución de los personajes durante todo el verano ha sido algo que he desfrutado a rabiar y ¡quiero más!

También me apetece ver el nuevo episodio de The Mentalist que promete muchísimo y, de todo corazón espero —por el bien de todos y para hacer justicia a la serie—, que ésta sea la última temporada y sus personajes tengan un final digno. Ya no pido un final feliz, sólo un final digno. En serio, alargarla más sería un suplicio y no estoy dispuesta a seguirlo.

Y después tenemos la segunda temporada de Elementary. Me pesa muchísimo ver esta serie, más por morbo que por ganas, sobre todo porque es buena… pero sencillamente no me gusta. No es un problema de actores ni personajes, ni siquiera de trama, como ya lo mencioné antes. Es algo más personal. Lo mismo me sucede con buenos shows como Fringe, Lost, Bones o The Walking Dead; el problema no es de ellos, el problema es mío. La razón para ver Elementary es porque al parecer el primer episodio transcurrirá en Reino Unido y veremos a Mycroft Holmes, el inspector Lestrade y el departamento 221b de Baker Street, ¿qué tan genial será eso? ¡Quiero saberlo! :)

También he estado viendo Homeland y ¡ay! He terminado la primera temporada y tuve una especie de corto circuito neuronal; pero como soy una asquerosa desesperada mejor dejaré que termine la tercera y así evito tirarme de un barranco en el proceso antes de saber cómo termina todo ¿ok? Aprovechando que la serie tiene poquitos episodios, JOJOJO. Lo mismo sucedió con Juegos de Tronos; he visto dos episodios de la segunda y dejé de verla hasta que terminará la tercera. Ya terminó y supongo que toca ponerse al corriente, aprovechando que ahora tengo una Tablet bastante respetable. Y también le tengo bastante ganas a Sleepy Hollow y Marvel's Agents of S.H.I.E.L.D, que se estrena en dos semanas, creo (no me hagan mucho caso). Lo admito, no soy muy fan de los superhéroes pero he desfrutado como escuincla The Avengers y sabiendo que esta serie también es de Joss Whedon pues adelante caminante. :) ¡Y no lo he olvidado, tengo una cita pendiente con Breaking Bad!

Punto y aparte están esas series de TV que no veo porque tengo miedo que me gusten demasiado (sí, existen): Doctor Who y Supernatural son dos de ellas. Podría jurar que el día en que me siente a verlas terminaré haciendo cuentas de Tumblr especiales para evitar llenar mi miniblog de un spam interminable (ya me ha sucedido antes, TRES VECES). Y hacer más cuentas implica procrastinar más y no tengo tiempo para eso. xD

Y si hablamos de Sherlock, pffff, sé que se estrenará en algún punto del 2014 y si eso sucede yo ya tendré telarañas en el cuerpo. Sólo de pensar en cuándo se estrenará la cuarta temporada me hace creer que habrá muchos huracanes y epidemias de por medio. Lo veo venir.

Para cuando se estrene el primer episodio iré por la vida como Rose versión anciana de Titanic:


Proyectos: ¡Necesito leer el tercer libro de Juego de Tronos! Ya lo tengo desde abril, así que sólo es cuestión de quitarle el plástico y ponerme a leer como loca empedernida, pero el hecho de leerlo e irme al trabajo y durar ocho horas sin tocarlo me aterra y me provoca insomnio, lo juro. Sólo por eso me detengo, :P. Próximamente también empezaré a releer el manga de Fullmetal Alchemist, que sinceramente ya han pasado un par de años desde que terminó y sólo lo he leído una vez completo. Deseo leerlo y escribir una opinión personal de cada tomo (¡son 27!), para posteriormente publicarlo en el blog temático que tengo en Wordpress. Y también pienso de todo corazón volver a ver Firefly ¡No saben las ganas que tengo de ver esa serie otra vez! Es entrañable y especial hasta decir basta. PFFF, juro que algún día compraré esos DVD y los veré en televisión hasta rayarlos (estoy exagerando); por lo pronto me estoy haciendo de una versión de 720p con subtítulos en inglés para reseñándolo basándome en estos archivos, pero terminará de descargarse en cuatro mil años. También las reseñas y opiniones —y sus fanfictions— irán a parar a otro blog temático. Lo cierto es que podría encasquetarlos aquí mismo, en mi blog, pero estaran desparramados por todos lados y no me apetece hacer eso. Mejor hago un rinconcito exclusivo para cada cosa, tal y como es la dinámica que seguía en Livejournal. :) Y finalmente, ahora que lo recuerdo, también tengo una cita con Shingeki No Kyojin, tanto el anime como el manga; y también con Natsume Yūjin-Chō y Fairy Tail, a los cuales les tengo muchísimas ganas. Y tampoco me olvido de The Big Bang Theory.

¿Saben qué? Creo que necesito otra vida, otro cerebro y quizá otras dos manos… y una laptop. xD I’m done. Cambio y fuera. PD: Tardé una semana con sus días y sus noches para que este post pudiera ser completado. 

2 comentarios:

  1. 0_o al menos escribes algo de vez en cuando... oh recuerdo cuando yo escribía. Tiempos aquellos. .... *suenan grillos* ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cuando empiezo a escribir ya no puedo parar. o____o

      Eliminar

¡Gracias por dejar tu comentario! :)