10 ene. 2009

¡Cuidado con el VHS!

¡Dios bendiga a mi pueblito hermoso!

Una de las fiestas tradicionales de mi pueblo es el Día del la Fiesta del Mar de las Cabras que consiste, en esencia, ir a pasar tres, cuatro y hasta cinco días en una especie de cabañas improvisadas con hoja de palmera a la orilla de la playa. Es una tradición que sigue casi toda la ciudad y pueblos circunvecinos y se celebra, si mal no recuerdo, el tercer fin de semana de Mayo. Es tan popular que la ciudad de 60,000 habitantes se queda casi desierta, los comercios no abren, no hay clases en las escuelas y todos se van a la playa a pasar un buen rato y olvidar los problemas de la vida, incluidos los supermercados, tortilleras, hospitales y hasta sacerdotes que dan misas a la orilla del Óceano Pacífico.

En fin, no es de esa tradición de lo que quiero hablar sino de ese hermoso conocimiento que tenemos a la hora de prevenir enfermedades tan difíciles como lo es el SIDA.

Esta imagen no me pertenece y sinceramente desconozco quien es el autor pero está tomada en la playa de mi localidad durante una campaña sanitaria en el festejo de la celebración antes mencionada.

La fotografía se volvió famosa en mi ciudad, es de esa clase de cosas que aparecen en periódicos de todo índole y reputación y fuimos el hazme reír de todo el estado (y país) porque hasta los noticieros de México le dieron cabida a la ya rementada imagen. Ayer me la encontré en un blog extranjero navegando por la red. No pude hacer otra cosa que sonreír y decir: "¡Anda, mira, ya somos famosos en el extranjero! ¡Ya existimos para el mundo!"


Reflexiones de una mente confusa:
"Si el VHS desencadena en el SIDA... ¿que enfermedad viene del DVD o el Blu-Ray?

La imagen es del año pasado; en esta ultima celebración el gobierno de mi pequeña ciudad opto tambien regalar condones. 

Corre el rumor de que hasta el sol de hoy se preguntan de que se rió tanto el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejar tu comentario! :)