11 feb. 2009

El abuelito de la foto...


"Prefirió la dura realidad a tus ilusiones más queridas" 
-----------------------------------------------
Estaba en tercero de primaria y la maestra Alba acababa de explicarnos dos teorías que ante nuestros ojos era una simple clase más, aburrida como todas. Ella era catequista los fines de semana en la Iglesia de San Francisco de Asís, en Escuinapa y entre semanas daba clases en la escuela primaria pública (y laica) donde yo asistía. Siempre permaneció neutral y nunca trató de imponernos su idea de que el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios. Así deberían de ser los maestros, neutrales. Deben exponer ideas, mostrarla a los alumnos y permitir que ellos mismos decidan. Ella fue una de las mejores maestras que he tenido.

Después de que la clase de Ciencias Naturales terminara y el recreo de media hora empezara, los niños y la maestra se fueron de salón dejándome a mi, como siempre, sola dentro de el, allí fue cuando presté atención a aquellos carteles que la maestra había puesto en la pizarra, uno de ellos mostraba a unas manos gigantes que "creaban" a dos humanos perfectos (y blancos) en medio de un paraíso terrenal o algo así, mas allá se veía un árbol frondoso, verde y con manzanas por todos lados, "el árbol del conocimiento", pensé. Mientras trataba de imaginar la razón de porque Dios pondría un árbol para decirle a los humanos que no comieran de el, imaginé que en el fondo a Dios le gustaban las bromas y sólo quería divertirse. A mi nunca me agradó esa idea de Dios,me parecía de muy mal gusto, y nada digno de una deidad de su tamaño.

A un lado de aquella imagen medio divina se mostraba otra que reflejaba a un hombre de canas y viejito que miraba con seriedad la cámara fotográfica que lo había plasmado para la inmortalidad, más abajo se leía la frase: "Charles Darwin: Padre de la Teoría de la Evolución". A pesar de la seriedad del anciano él me agradaba porque a diferencia de Dios no sólo mostraba las manos sino también el rostro; la maestra Alba había mencionado que ese señor había tenido demasiados problemas con su polémica teoría, que el simple hecho de atreverse a decir que veníamos del mono era un insulto para los contemporáneos de su época.

Recuerdo perfectamente las risas medio tontas de mis compañeros cuando dijeron que ese viejo estaba loco, que no veníamos de ningún "chango" y que de seguro Dios ya lo tendría quemándose en el infierno, ese lugar inimaginable y lleno de oscuros tormentos para aquellas personas que se atreven a pensar diferente. A mi, su teoría me agradaba y me ponía a pensar lo mal que se debió sentir cuando sus compañeros científicos le decían "loco", "demente", "tonto" o "mono" mientras otros más susurraban por lo bajo o lo señalaban, por un momento me identifiqué con él, a mi también me ofendían e insultaban en esa época, tenia solo 8 años y lo único que quería era saber si había otros que sufrían los mismo que yo.

Le guardaba cariño a aquel anciano sólo por que el resto de mis compañeros lo miraban con despreció, sus ojos cansados me enternecieron y me pareció ver un destello de tristeza, una especie de desesperanza, -"fue una de sus ultimas imágenes"- había dicho la maestra Alba unos minutos antes frente a toda la clase, yo siempre he buscado una historia detrás de cada fotografía, suelo preguntarme que sentimientos se plasmaron en la imagen cuando el flash se accionaba, supongo que es algo enfermizo que sigo preguntándome aun en la actualidad cada vez que me topo con alguna foto, como la de Darwin aquel día. No pude evitar pensar que tal vez en sus últimos meses de vida se había decepcionado de la misma especie humana. Imaginé que había sufrido del mismo rechazo que antes habían padecido los grandes de la ciencia como Nicolás Copernico, Isaac Newton o Galileo Galilei.

La verdad duele, y muchas veces quizá jamás sepamos cual es la realidad de nuestra especie. A pesar de lo asqueroso que podemos ser en algunos aspectos sigo sientendo una profundo respeto por la especie humana, creo que lo último que me importaría es saber quien nos creó o si evolucionamos de un primate, siempre he admirado la capacidad de curiosidad que nos envuelve, el poder que poseemos de atrevernos a imaginar otras teorias y formular otros pensamientos, como lo hizo Darwin hace más de 100 años, como lo han hecho otros antes que él, como lo seguiran haciendo los que no han nacido todavia. 

Cuando la campana sonó para indicar que los niños debía regresar a clase miré la imagen del viejito por ultima vez y mientras mis compañeros entraban y se acomodaban en sus respectivas butacas recuerdo haber dicho en mis pensamientos:

-"Hey abuelito, no importa cuanto te insulten...yo sí te creo"-

------------------------------------------------------

Un lugar entre los titanes:

"Cuando finalmente murió el 19 de abril de 1882, fue enterrado en la abadía de Westminster, junto a Isaac Newton. De esta manera acabaron unidos los dos mayores científicos de la historia de Gran Bretaña, aunque no deja de ser curioso que en la parcela de suelo más sagrada de las islas (británicas), descansen los restos del que acabó con los milagros en el mundo físico y había reducido a Dios al papel de creador del Cosmos (Isaac Newton) y Charles Darwin, que no sólo había terminado con los milagros en el mundo biológico sino también con la creación, despojando a Dios de su papel de creador del hombre, y al hombre, de su origen divino.

Independientemente de sus trabajos e ideas, lo que más llama la atención en Darwin, fue su pasión por la verdad, su compromiso con una causa, su extraordinaria modestia, su aversión a la crueldad y la injusticia y su bondad sin límites. Además de sus aportaciones a la ciencia y a la comprensión del hombre, la carrera de Darwin constituye un verdadero estímulo para los que no consiguen encajar en nuestro decrépito e ilógico sistema educativo. Demostró con su ejemplo que la curiosidad y la iniciativa, la honradez meticulosa y la amplitud de miras son más que suficientes para triunfar en la vida y una condición sine qua non para conquistar nuevos horizontes". (ABC.es)

¡¡¡ FELIZ CUMPLEAÑOS SEÑOR DARWIN !!!

-------------------------------------------------
Notas:
-La imagen que encabeza a esta entrada NO es la que vi cuando era niña, es ésta otra, si mi memoria no me es infiel. 
-La fotografía que aquí aparece pertenece a ésta página y fue basada en una foto real de Charles Darwin y posteriormente manipulada y editada, pueden ver más información en el siguiente enlace del blog Fogonazos.
-Los últimos dos párrafos de este post fueron tomados del articulo de ABC.es titulado: Darwin, el genio humilde.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

¡Gracias por dejar tu comentario! :)