28 oct. 2014

Book Tag: ¿Esto o esto?

JOYITAS. :)
1. Audio libro o libro físico.
Libro físico, totalmente. Pero también me parece justo señalar que sólo he escuchado dos audio libros en mi vida y uno de ellos era narrado por una misma persona, así que tampoco es que le haya dado una oportunidad justa para brillar por sí mismo. Aun así, el libro físico me enamora; poder palparlo, hojearlo, tocarlo, olerlo, ufff… ¡Insuperable! ¿Acaso hay algo más placentero que oler un libro antes de leerlo? :’)

2. Tapa dura o tapa blanca.
Eh, vaya dilema ¿no? Por comodidad, la tapa blanda es más fácil de sostener en alguna de las mil quinientas poses del kamasutra literario que usamos al leer. Pero por estética, la tapa dura es toda una joyita; más cara eso sí, pero más firmes y visualmente más atrayentes. Me quedaría con la tapa dura sólo por eso.

3. Ficción o no ficción.
Tomando en cuenta que desde pequeña he utilizado los libros para huir del mundo que me rodea está de más decir que el género de ficción me atrae mucho más que otra categoría. La literatura para mí siempre ha significado una válvula de escape insustituible y aunque también leo literatura de no ficción ésta suele afectarme más de lo que debería. Me resulta demasiado realista y por lo tanto más moldeable a la vida real por inercia propia. Eligio la ficción.  

4. Fantasía o real.
Lo mismo que lo anterior: fantasía. Aun así, el género policial y detectivesco siempre me han atraído, por poner un ejemplo... A saber si eso entrará dentro de lo real pero fantasía no es, ¿verdad? xD Creo que la fantasía añade una pizca de irrealidad a la historia que, como mencioné anteriormente, siempre me ayuda a zafarme de la rutina del mundo real que muchas veces me resulta cancina y agobiante.

5. Harry Potter o Crepúsculo.
Jamás en la vida he leído Crepúsculo (leer las primeras 30 páginas no cuentan como lectura en sí) y no pienso leer esa saga ni mañana ni nunca, así que elegiré Harry Potter. No me he considerado una pottermaniaca de corazón, pero es un personaje que me ha acompañado desde que tenía 12 o 13 años y crecí con sus libros y películas, a pesar de que no he leído todas las novelas ni visto todas las películas. #OLAKEASE

6. Kindel o iPad.
No tengo ninguno de los dos pero escogería el Kindel, más que nada por el precio. Me parece innecesario comprar un iPad para leer libros.  

7. Libro prestado o comprado.
Comprado, siempre. No me gusta prestar libros ni que me los presten. Si me los prestan me los quiero quedar para siempre y eso, hasta donde yo sé, es robar. Así que evito pedir prestado libros y cuando lo hago me pesa muchísimo regresarlos… pero si no los regreso a tiempo también me carcome la conciencia por dentro, ¿quién me entiende?

8. Librerías u online.
Me parece una elección fuertísima, ¿eh? En las librerías físicas es extraordinario poder toparte con el libro en sí; lo ves, lo puedes tocar, palpar, checar su textura y dimensiones. Eso es algo que no puedes hacer en la tienda online, además que la entrega es inmediata. Por otro lado, por Internet puedes buscar un libro a todas horas, en todo momento e incluso buscar una variedad de preciosos en otras webs sin que se te despeine la cabellera ni sudar un poco. Incluso, a veces, son más económicos en Internet (para solventar el envío por paquetería, creo yo xD). Tienen sus pros y sus contras pero como en mi ciudad no hay ni una sola librería, así que únicamente me queda la segunda opción.

9. Sagas o libros autoconclusivos.
Cuando la saga es muy buena y la trama está perfectamente equilibrada en todos sus libros (una hazaña titánica) no tengo problemas al leerlas, pero por lo general agradezco infinitamente los libros autoconclusivos. Mis respetos para el autor que es capaz de contarte una historia extraordinaria en sólo 300 páginas.

10. Largos o cortos.
También depende muchísimo del autor y yo me acoplo perfectamente a ello. Clásicos como 1984 o Un mundo feliz tienen tanta densidad argumental que no necesitan más que una centena de páginas para revolverte las entrañas. He leído libros de 700 páginas más vacios que Chernóbil.  

11. Románticos o de ficción.
Ficción. Hasta el sol de hoy los románticos no me pasan xD. Cuando eso cambie yo les aviso.

12. En la manta o tomando el sol.
¿Nunca he mencionado que detesto que me dé el sol? Me da mucha comezón, me requemo de una manera horrible y me doy mucha penita xD. Elijo la manta, de noche, en invierno, con las luces del árbol navideño encendidas y un chocolate caliente en mi taza térmica de Sherlock :)

13. Chocolate o café.
CHOCOLATE, aunque el café también me parece maravilloso… y si es mocachino mucho mejor. La perfecta fusión de ambos mundos :)

14. ¿Lees opiniones o decides por ti?
Suelo leer opiniones, generalmente de blogger que tienen más o menos los mismos gustos que yo. Aunque cuando veo un libro interesante a un precio absurdamente barato no pierdo la oportunidad de comprarlo sin importar si he leído sobre él o no. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejar tu comentario! :)